El gobierno español consideró "totalmente desarticulada" la célula que atacó Cataluña

"Podemos decir que la célula ha quedado totalmente desarticulada en Barcelona, después de ver las personas que han fallecido, las personas que están detenidas y de las identificaciones que se están haciendo", indicó el ministro de Interior Juan Ignacio Zoido en Madrid. Como contrapartida, el responsable de Interior del ejecutivo catalán, Joaquim Forn, descartó ayer que la policía catalana, que es quien lleva la investigación, considere ya "completamente desarticulado" al grupo terrorista.

El Ministerio de Interior español informó ayer que la célula de radicales islamistas que perpetró los ataques en Cataluña, que dejaron 14 muertos y 126 heridos, está "totalmente desarticulada", aunque el gobierno catalán afirmó que la policía regional continúa buscando a algún integrante más, e incluso ayer registró la casa de un religioso musulmán (imán) en la localidad de Ripoll por su posible conexión con los ataques.
"Podemos decir que la célula ha quedado totalmente desarticulada en Barcelona, después de ver las personas que han fallecido, las personas que están detenidas y de las identificaciones que se están haciendo", indicó el ministro de Interior Juan Ignacio Zoido en Madrid.
Sin embargo, el responsable de Interior del ejecutivo catalán, Joaquim Forn, descartó ayer que la policía catalana, que es quien lleva la investigación, considere ya "completamente desarticulada" la célula terrorista.
"Somos optimistas, pero la investigación dirigida por los Mossos (la policía autonómica de Cataluña) no la podemos dar por finalizada hasta que no determinemos y detengamos a todas las personas integrantes de la célula. Los avances son importantes por el golpe asestado en Cambrils, pero queda trabajo por hacer", señaló el político catalán, citado por la agencia EFE.
En todo caso, Zoido ratificó que la alerta antiterrorista se mantendrá "en el nivel 4" (de 5), en vigencia desde hace ya dos años, si bien con un refuerzo de la seguridad en lugares de afluencia masiva y especialmente en los frecuentados por turistas.
Las autoridades afirmaron el viernes que un grupo organizado era el responsable de los dos atentados que un día antes mataron a 14 personas e hirieron a más de 120 en el centro de Barcelona, capital de Cataluña, y en la localidad turística de Cambrils.
Hasta ahora hay cuatro detenidos por su presunta relación con los hechos.
Mientras, la Policía continúa la búsqueda del presunto autor material del atropello masivo en La Rambla de Barcelona, aún no identificado oficialmente, que podría ser Younes Abouyaaqoub, un joven marroquí de 22 años residente en Ripoll (provincia española de Gerona), reportó la agencia DPA.
En la madrugada del viernes, nueve horas después del primer ataque, la policía regional catalana abatió a tiros a cuatro presuntos terroristas cuando realizaban otro atropello en Cambrils, que mató a una persona y dejó seis heridos.
Además, la Policía registró la casa de un imán en la localidad catalana de Ripoll por su posible conexión con los ataques, confirmó Form.
Según medios locales, el imán de Ripoll podría haber sido el líder de la célula terrorista y haber muerto en la explosión de una casa en la localidad de Alcanar, a unos 170 kilómetros al sur de Barcelona, considerada el centro de operaciones de los autores de la matanza, consignó la agencia de noticias DPA.
La emisora estatal RTVE informó que los restos biológicos de un segundo cadáver hallado en esa casa, que están siendo ahora analizados, podrían corresponder al religioso musulmán de Ripoll. De momento, sin embargo, no hay confirmación oficial de este extremo.
En la casa de Alcanar se había producido el miércoles una explosión que causó un muerto y varios heridos.
Según confirmó la Policía, el grupo pretendía cometer atentados de mayor alcance en España, pero la explosión fortuita en la vivienda de Alcanar, donde al parecer almacenaban garrafas de gas, frustró sus planes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico