El hombre que buscaban en Caleta Olivia fue hallado sin vida

Ayer a las 18 horas, en el marco de un rastrillaje hallaron el cuerpo de Juan Carlos Castro a escasos metros del Camping ADOSAC. La víctima era buscada desde la semana pasada.

Ayer sobre las 18 horas, la policía halló el cuerpo sin vida de un hombre adulto en proximidades del Camping de ADOSAC, a menos de dos kilómetros del perímetro del puerto Caleta Olivia, horas más tarde se confirmaría que se trataba de Juan Carlos Castro.

El hallazgo del cadáver fue tras divisar tierra removida y trabajada con pala, además de que en algunos sectores había cartones, “como tapando algo”.

El día sábado al final de la calle principal de la zona de chacras habían encontrado el auto de Castro, con evidencias de que alguien intentó quemarlo.

LAS ULTIMAS HORAS DE CASTRO

Castro, del cual ahora se sabe que trabajaba como personal de una empresa de seguridad contratada por una empresa petrolera; que estaba separado de su esposa que reside en Mendoza y tenía a su cargo tres hijos de 7,10 y 12 años, había estado en la noche del miércoles 24 festejando en familia el cumpleaños de su hermana Adriana.

En la madrugada del jueves, alrededor de las 2 se fue con otro hermano a al local nocturno “Mi China” y ambos se retiraron a las 5, llevando a una mujer que trabajaba en ese lugar.

Conducía su auto Renault Clío de color gris y en principio dejó al hermano en su domicilio y le dijo que iría a llevar a la mujer y luego retornaría, algo que hasta ahora no hizo.

Como transcurrieron varias horas y no retornaba, otro hermano radicó la denuncia de su desaparición en la Comisaría Seccional Segunda, cuyas autoridades pusieron en marcha un operativo de búsqueda y el viernes emitieron un comunicado de prensa solicitando colaboración de la comunidad para dar con su paradero.

OBJETOS PERSONALES

A media tarde del sábado, amigos y familiares hallaron abandonado el auto en el final de la calle de tierra principal de la zona de chacras, sin nadie en su interior, pero al ser inspeccionado la policía constató que habían intentado quemarlo ya que en su habitáculo había evidencias de un foco ígneo.

Además, si bien hubo estricto hermetismo por parte de los investigadores, sus familiares revelaron a medios de prensa que en el interior se encontró el reloj, su billetera con documentos, un cinturón y sus dos teléfonos celulares, por lo cual estaría descartada la hipótesis de un asalto.

Por otro lado, trascendió que la mujer que lo acompañó desde el local nocturno fue ubicada y habría declarado que Castro la dejó en su casa y luego se fue, aunque no se descarta que sepa mucho más de lo que dijo.

Incluso se habla de que la policía allanó el domingo un domicilio en un barrio periférico, operativo que estaría vinculado con este caso, pero debido a que ya no se emiten informaciones oficiales, todo resulta un misterio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico