El hombre que casi mata a su mujer impugna sentencia

En la sala de la Cámara Penal ubicada en el barrio Roca se desarrolló ayer a la mañana la audiencia de impugnación de sentencia solicitada por la defensa de Víctor Núñez, quien fuera condenado en primera instancia a 10 años y 6 meses de prisión, al ser declarado autor de "lesiones leves, en concurso real con tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, ambos agravados por el vínculo".

El defensor particular, Mauro Fonteñez, solicitó al tribunal que conforman Martín Montenovo, Guillermo Müller y Adrián Barrios (por videoconferencia desde la ciudad de Trelew) que se revoque la sentencia condenatoria, propiciando la absolución de Víctor Núñez (38).

En contraposición, la fiscal María Laura Blanco requirió se confirme la sentencia de primera instancia en todos sus términos.

Núñez ya fue condenado a 10 años y medio de prisión por considerar que quiso matar a su expareja, el 8 de octubre de 2017, en la vivienda en la que residía la mujer junto a sus dos hijos pequeños, ubicada en Juan Manuel de Rosas y Blas Rodríguez, barrio Mario Abel Amaya.

Según la recomposición del incidente realizada por Fiscalía, Núñez llegó ese domingo a la mañana al domicilio de la víctima, donde se encontró con otro hombre que según la mujer era un amigo.

Allí Núñez inició una fuerte discusión con su ex, con quien tiene un hijo de 3 años que en esos momentos dormía. Ante esa situación, la otra persona se retiró del lugar.

En un momento, el hombre -que estaba alterado y alcoholizado, según se confirmó- extrajo una pistola 9 milímetros y le efectuó un disparo a la mujer desde unos dos metros de distancia. Al tratarse de un arma de grueso calibre el proyectil le perforó el cuerpo afectando un pulmón y costillas.

Según precisaron las fuentes judiciales a El Patagónico, el ataque se produjo en la cocina de la vivienda a las 6:10 y luego Núñez arrastró a la herida hasta el sector del living donde la arrojó sobre el sillón. Después, alertó a sus familiares de lo sucedido para que retiraran al niño.

El propio Núñez pidió una ambulancia y con la llegada de la policía de la Seccional Quinta insistió en que atendieran a la mujer que estaba malherida y había perdido abundante sangre. Por ello, la víctima fue trasladada de urgencia al centro asistencial donde le ganó la batalla a la muerte luego de varios días.

Tras ser detenido, Núñez fue aislado en algún momento porque lo agredieron otros internos de la alcaidía.

Ahora, el defensor planteó un recurso de impugnación en contra de la sentencia condenatoria de primera instancia que declaró a Núñez autor penalmente responsable del delito de “lesiones leves, en concurso real con tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, ambos agravados por el vínculo”, y lo condenó a 10 años y 6 meses de prisión, solicitando se revoque la misma y se dicte su absolución.

Se debe realizar un análisis integral de la sentencia que debe tener en cuenta la “sana crítica” y “no una valoración arbitraria y errónea de la prueba. Se ha omitido valorar prueba importante como la mecánica del hecho”, sostuvo el defensor para quien se ha colocado a su pupilo en un “plano de desigualdad ante la Ley”.

“El relato de la víctima en el juicio no ha sido coherente” y “resulta contradictorio descreer lo que dijo la víctima en el debate y a la vez utilizar su declaración para condenar”, agregó el defensor.

A su criterio, “debe priorizarse el beneficio de la duda para mi asistido” y asimismo “no se pudo probar el dolo homicida” ya que el mismo “fue un hecho imprudente”.

Por ello solicitó que se revoque la sentencia y se absuelva a Núñez.

SE OPUSO

En contraposición, la fiscal Blanco solicitó al tribunal de Cámara que se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria a 10 años y 6 meses de prisión en contra de Núñez.

Respecto de la arbitrariedad de la sentencia, dijo que “no tiene fundamentos” ya que la misma está debidamente fundada y existen fallos y jurisprudencia al respecto.

En realidad la defensa no coincide con el voto mayoritario de las juezas Raquel Tassello y Mónica García, pero la sentencia está debidamente fundada.

El tema de la retractación de la víctima en el juicio no se corresponde con sus declaraciones en un primer momento y esto fue valorado, junto a prueba objetiva por las juezas, argumentó la fiscal.

“Se han juzgado dos episodios: el primero en el que la víctima es herida con un arma blanca y el segundo con un arma de fuego en el pecho. Ambos hechos fueron denunciados. Las juezas realizaron un análisis minucioso de las declaraciones de la víctima en un primer momento y fue la que tuvieron en cuenta para condenar. En el voto mayoritario se ha aplicado un análisis de la prueba desde la sana lógica y de las reglas de la experiencia”, señaló la fiscal.

Asimismo, indicó que “las críticas del defensor no tienen un respaldo en los hechos; son afirmaciones dogmáticas”, concluyendo que la sentencia no fue arbitraria y solicitando se confirme en todos sus términos la misma.

El tribunal de Cámara se tomará unos días para analizar el pedido y el próximo miércoles 2 de octubre, a las 12.30, dará a conocer su veredicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico