El Hospital Zonal de Caleta volvió a ser centro de ablación múltiple de órganos

Dos equipos médicos arribaron en la mañana de ayer a Caleta Olivia provenientes de Buenos Aires para realizar la ablación de órganos, junto a médicos locales, al cuerpo de Gerardo Villacorta, de 28 años, quien falleció minutos antes de las 22 del jueves tras sufrir un infarto masivo cerebral. Los profesionales pudieron extraer exitosamente los pulmones, riñones, córneas, hígado, páncreas y corazón.

 Caleta Olivia (agencia)

El operativo que se desarrolló en el Hospital Zonal “Padre Pedro Tardivo”, coordinado por la doctora Viviana Romero -delegada del INCUCAI en la zona norte de Santa Cruz- fue exitoso.

Los cuerpos médicos provenientes de la Fundación Favaloro y de la Clínica Austral de Buenos Aires arribaron en primer lugar a las 8:30 al aeropuerto “General Mosconi” de Comodoro Rivadavia.

El primer grupo, conformado por los profesionales Carlos Cotti, Mariano Ganglioti, Mariela Barbosa y Griselda Medina, llegó en un helicóptero de la Prefectura Naval a las 9:35 a esta ciudad y de inmediato fueron trasladados al nosocomio.

En tanto, el segundo cuerpo médico que viajó en una ambulancia estuvo compuesto por los médicos Silvina Montal, Vanina Mendoza, Arturo Obando y Pedro Lano.

El proceso de ablación culminó al promediar las 13, aunque una hora antes los profesionales provenientes de la Fundación Favaloro partieron con los pulmones, ya que su tiempo de mantenimiento fuera del cuerpo es menor que el del resto de los órganos, a pesar de que el traslado se realizó óptimamente en conservadoras especiales.

TERCERA ABLACION EN TRES AÑOS

La doctora Montal dialogó en exclusiva con Diario Patagónico y destacó que “es la tercera vez en tres años que miembros del Hospital Austral venimos a Caleta Olivia para realizar ablaciones y debemos destacar que siempre está todo muy bien coordinado y desde el Hospital demuestran la mejor predisposición”.

Asimismo, detalló que los pulmones tienen un plazo de 5 horas, desde el momento de la extracción hasta el implante; el hígado menos de 12 horas y los riñones 24 horas, en tanto que del corazón estaba planificado utilizar solo las válvulas, lo que permitía poder conservarlo durante más tiempo.

Por otra parte, la doctora Romero detalló que “el equipo de la Fundación Favaloro realizó la extracción de los pulmones para emergencia nacional y del corazón para válvulas”.

En tanto, el equipo del Hospital Austral realizó la ablación del hígado para quien tuviera prioridad en lista de espera, como así también de ambos riñones y páncreas, los cuales se encuentran en estudio para la posterior distribución, utilizando el mismo protocolo.

En el procedimiento de las córneas intervino la oftalmóloga del hospital de esta ciudad, María Rafaini, quien contó que una de las mismas y un riñón serían destinados a receptores de la región, por haberse realizado en la zona, de acuerdo a lo establecido en una ley provincial.

DONANTE MANIFIESTO

Paralelamente destacó el trabajo del personal del área de Quirófano, Cirugía, Logística y Terapia Intensiva, tratándose esta última de ser la encargada de mantener los órganos.

“En estos casos se moviliza mucha gente e incluso contamos con la colaboración de Protección Civil y Prefectura Naval que pone el helicóptero a disposición para que los traslados se desarrollen lo más rápido posible”, precisó.

Por otra parte, reveló que el joven Villacorta era donante presunto; es decir que no había plasmado su decisión en el Documento Nacional de Identidad, pero había manifestado abiertamente en varias ocasiones que tenía la voluntad de donar sus órganos.

Al mismo tiempo informó que el deceso se produjo poco antes de las 22 del jueves por una isquemia masiva cerebral (también denominado infarto masivo cerebral), ya que a pesar de que las arterias habían sido reparadas, el cerebro se quedó sin oxígeno, provocando el infarto masivo.

Finalmente detalló que debieron realizar un exhaustivo trabajo para mantener de forma artificial la respiración y los latidos cardíacos, para que los órganos estuvieran en óptimas condiciones para el receptor y fuera exitoso el implante.

EL HECHO

Cabe recordar que Gerardo Villacorta, de 28 años de edad, había sido brutalmente atacado en la tarde noche del martes con un elemento punzo-cortante en la zona del cuello, lo que le produjo una herida penetrante con lesión de todos los vasos del lado derecho del cuello.

El presunto atacante, identificado como Brian Konrad, de 21 años, permanece detenido en la Seccional Segunda de Policía.

Según se pudo saber, al concluir la ablación el cuerpo quedó a disposición del médico forense Vera Maidana para realizar las actuaciones correspondientes, teniendo en cuenta que se trata de un caso judicial.

Finalmente, al promediar las 17 fue entregado a sus familiares para recibir cristiana sepultura. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico