El INDEC anunciará esta semana una nueva baja en la desocupación

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informará el miércoles que la desocupación se ubicó en torno a 8,5% al término del segundo trimestre del año, por debajo del 10,4% de igual período de 2006.

Buenos Aires (Telam)
El jueves pasado, al hablar en la ExpoSepyme 2007, el presidente Néstor Kirchner adelantó además que, por primera vez, el índice que incluye a los beneficiarios de planes sociales se ubicará por debajo de los dos dígitos, en un rango que va entre 9,80 y 9,88%.
El Presidente dijo que, según las proyecciones, la desocupación fue de 8,3% en abril, 9% en mayo y 7,8% en junio.
Con esas cifras, «el trimestre va a cerrar con una desocupación de aproximadamente 8,5%, contra 10,4% el año pasado», remarcó el mandatario.
Esta baja de casi dos puntos en los índices de desempleo estuvo acompañada por un crecimiento de 8,4% de la economía durante el primer semestre.
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, informó por su parte que el empleo privado formal creció 1,3% en el segundo trimestre respecto del primero, y 5,6% en comparación con igual período del año pasado.
El funcionario formuló estas declaraciones a la prensa luego de presentar los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que realiza la cartera a su cargo.
La encuesta mostró que en el último trimestre de 2006 la tasa de desocupación, por primera vez en los últimos 13 años, alcanzó el valor de un dígito, manteniéndose esta situación en 2007.
«El dato es relevante porque refleja que una de las problemáticas más graves del mercado de trabajo argentino, como fue en el pasado la insuficiente creación de puestos de trabajo para incorporar a la población desocupada, se encuentra en vías de resolución», explicó Tomada.
El funcionario destacó que «se mantiene el crecimiento del empleo registrado» y valoró la calidad de los nuevos puestos de trabajo.
Tomada destacó que durante los últimos cuatro años «se ha verificado un cambio sustancial en el mercado de trabajo y en la estructura ocupacional del país».
Esto es, «un mercado de trabajo con elevada creación de nuevos puestos de trabajo, reducción pronunciada del desempleo, crecimiento sostenido del empleo registrado y disminución progresiva del trabajo no registrado».
Estos elementos «significan un punto de inflexión con respecto a un mercado de trabajo que estaba caracterizado por la destrucción de los puestos de trabajo, la precarización y el aumento sistemático de la desocupación», enfatizó.
Tomada también destacó que «este proceso de generación de puestos de trabajo se dio al mismo tiempo o en pleno proceso de renovación convencional de incrementos de salarios».
Un dato significativo es que la mayor rotación en los nuevos puestos de trabajo fue por decisión de los propios trabajadores.
En otras palabras, la mitad de los movimientos de personal «se explica por la voluntad de los trabajadores de cambiar de trabajo en busca de un empleo mejor», dijo el ministro.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico