El INTA corre peligro por el recorte presupuestario

El gremio de los trabajadores del INTA ratificó su estado de alerta y movilización, se expresó en contra del "ajuste" y en defensa de los puestos de trabajo. En el comunicado en el que se ratificó la postura del sindicato se denunció que la intención del gobierno nacional es cerrar el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

El gremio de los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (APINTA) ratificó ayer que se encuentra en estado de alerta y movilización en defensa de los puestos de trabajo y del INTA.

El sindicato recordó que el Instituto “está atravesando una grave situación presupuestaria” y que la misma paralizó la totalidad de las actividades de investigación y extensión. “El Congreso nacional aprobó para el año 2018 un presupuesto anual de 575 millones de pesos para gastos de funcionamiento, que es insuficiente para el desarrollo de las actividades”, se expresó.

En el mismo tono APINTA señaló que el Poder Ejecutivo, por medio del Ministerio de Economía, asignó para los dos primeros trimestres del año “el 75% de cuotas presupuestarias que correspondían, aplicando un nuevo ajuste sobre el magro presupuesto institucional” y que en el presente trimestre “otorgó el 50% de lo que correspondía”.

Para los trabajadores del INTA se trata de una asfixia presupuestaria que “pone en peligro toda la actividad científica tecnológica de la institución y la continuidad de los puestos de trabajo. En la versión 2019 del presupuesto nacional, el recorte presupuestario con respecto al año anterior es del 25%, sin contar la inflación anual que rondaría el 35%”, acotan.

En concreto, el gremio definió “ante el silencio total de las autoridades políticas del INTA”, su rechazo total al proyecto de presupuesto anual y solicitó a los representantes del Consejo Directivo Nacional del Instituto, legisladores nacionales, provinciales, gobernadores, intendentes y concejales que se expresen al respecto y reclamen un ejercicio financiero acorde para el mismo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico