El intendente plantea que hay que intervenir las cooperativas si no resuelven su situación

Néstor Di Pierro afirmó que si las cooperativas que tienen concesionados servicios públicos como energía eléctrica, cloacas y agua potable no resuelven su complicada situación financiera, la solución no pasa por aumentar las tarifas. “Habrá que intervenirlas para poder prestar los servicios”, argumentó. También cuestionó el papel de algunos gremialistas “que se creen dueños de las cooperativas”.

La presentación de un proyecto de ley impulsado por la Federación de Cooperativas de Chubut para establecer en la provincia una tarifa de referencia para los servicios públicos volvió a poner en la palestra a esas entidades, que reciben hoy varios cuestionamientos no sólo a raíz de sus situaciones financieras sino además por la calidad de prestación de los servicios de los que son concesionarias.
“Es un tema  explosivo”, sostuvo ayer el intendente Néstor Di Pierro al ser consultado por su opinión al respecto. Señaló que la temática en general es algo de lo que habló personalmente con el gobernador Martín Buzzi  y que debe ser resuelto de inmediato, “porque en este esquema que hoy estamos las cooperativas se van a seguir fundiendo, se va a profundizar la crisis y vamos a tener  que terminar interviniéndolas para tener la posibilidad de cumplir con los servicios, con los que ya no están cumpliendo”.
Bajo tales parámetros expuso que en el caso de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) de Comodoro Rivadavia, el 90 % de los reclamos que recibe la comuna son por pérdidas de cloacas y agua, y falta de mantenimiento de redes. Recordó que el municipio es poder concedente  y que existe un concesionario que se debe hacer cargo  de ciertas cuestiones. Añadió que si la comuna hiciera las órdenes de servicio por lo que no cumplen, y cobrara las multas en función de ellas, “la SCPL se terminaría de fundir”.

INTERESES OCULTOS
“Las cooperativas están en malas condiciones en toda la provincia. Hay que tomar una resolución de fondo”, enunció y dijo que existen intereses de algunos que no quieren permanecer insertos en un sistema cooperativo y que también es cierto que las entidades deben mirar para adentro y ver junto a los representantes de los gremios de Luz y Fuerza y Obras Sanitarias si se puede seguir en las actuales condiciones.
“Yo siempre voy a defender a los trabajadores, pero hay esquemas que replantear y donde cada uno va a tener que poner un poco para que las cooperativas se ordenen”, expuso en referencia a que las tarifas deben ser readecuadas no para ir sólo al salario, ya que resulta obvio que hay una masa salarial, sino también por obras de infraestructura a las que deben volcarse los dineros, al igual que la reposición de redes.
“Yo no les voy a aumentar la tarifa a los vecinos para que tres o cuatro vivos se pongan la plata en el bolsillo y sigamos en este estado. La tarifa se discute y primero hay que hacer un análisis de la deuda real de cada cooperativa y cuál es el manejo que tienen adentro y cómo incide la masa salarial”, indicó.
Di Pierro señaló que algunas entidades pasaron de 300 a 600 empleados en poco tiempo y que, en otros casos, los dirigentes gremiales se creen los dueños de las cooperativas. “Entonces, o se las quedan los gremios, ponen la plata que tienen que poner para las obras, o nos sentamos entre todos  y vemos cómo salimos de esta crisis”, disparó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico