El intendente de Río Pico denunció a los concejales que lo suspendieron
Denunció ayer a los siete concejales que integran el Concejo Deliberante de su localidad y que el martes lo suspendieron. En su ofensiva judicial, el jefe comunal indicó que los ediles actuaron de mala fe e ignorando una orden del juez José Colabelli. "Me están acusando de manera genérica, apresurada y sin sustento. Encima no aceptaron lo dispuesto por el juez, quien ordenó la no realización de la sesión. Están cometiendo un delito grave", aseguró.

El intendente de Río Pico, Marcos Machado (Frente para la Victoria), no solo volvió a ocupar su despacho, también denunció en la Fiscalía de Esquel a los concejales que el martes lo suspendieron bajo el argumento de que había cometido varias regularidades, entre ellas la malversación de fondos públicos.

“No acaté la suspensión, que me quisieron hacer firmar el martes, porque esa sesión no debió haberse efectuado. Los concejales desconocieron una orden judicial de Colabelli, y con ello están cometiendo un delito grave”, indicó el jefe comunal.

En diálogo con El Patagónico recordó que el juez de Esquel “aceptó la medida cautelar que impuse para que no se haga la sesión. No queda claro por qué los concejales no aceptaron la definición del juez, pero eso ya no es tema mío sino de la Justicia”, afirmó.

El juez Colabelli por un lado aceptó la cautelar pero también se declaró incompetente para resolver el tema de fondo, que es la acusación que realizaron los concejales sobre algunas irregularidades administrativas que habría cometido el intendente.

“Más allá de que se declaró incompetente y trasladó el tema al Superior Tribunal de Justicia, el debate público por mi suspensión no debió realizarse. Las acusaciones son todas genéricas y hablan, entre otras cosas, que no se pagaron las becas, cosa que es cierta pero esto no se hizo porque la plata no alcanza”, sostuvo Machado.

LA SUSPENSION

Los siete concejales, cuatro del Frente para la Victoria y tres de Chubut Somos Todos, suspendieron el martes al titular del Ejecutivo por entender que había incurrido en mal desempeño, incumplimiento en los deberes y otras irregularidades.

El jefe comunal no debería, de acuerdo a la definición del Concejo, dejar de percibir su sueldo hasta que dure el pronunciamiento definitivo, tanto de la comisión investigadora.

Entre las denuncias, además de la mencionada de las becas, está el manejo irregular de fondos aportados por Telefónica para la realización de obra pública y un reclamo administrativo por cambio de categoría injustificado de una empleada del municipio.

El presidente del Concejo Deliberante, Jorge Solís, ratificó ayer la validez de la suspensión de Machado, que no concurrió a ejercer el derecho a defensa en la sesión del martes. En declaraciones radiales, el concejal reconoció que se recibió un fax de Machado con la solicitud de amparo a la Justicia, pero ninguna determinación en concreto de Colabelli.