El juicio por el femicidio de Soledad Arrieta comenzará en dos semanas

El juicio por el femicidio de Soledad Arrieta comenzará el jueves 22 de agosto y en razón de la proximidad del debate fue que ayer se suspendió la revisión de oficio de la prisión preventiva de Gustavo Servera. Las partes presentaron un escrito para solicitarle al tribunal colegiado que la audiencia de revisión se dejara sin efecto.

El control de la prisión preventiva que debía realizarse ayer a Gustavo Servera fue suspendido a pedido del defensor particular, Francisco Romero y de la fiscal general, María Laura Blanco, quienes le presentaron un escrito al tribunal de revisión que se conformó con la jueces penales, Mónica García y Gladys Olavarría, para dejar sin efecto el acto que fija el Código Procesal Penal cada seis meses para los presos que no tienen sentencia firme.

El pedido estuvo motivado en la proximidad del debate, el cual tiene fecha de inicio para el jueves 22 de este mes y ya en la audiencia preliminar celebrada el 8 de febrero las partes habían convenido mantener la prisión preventiva hasta la finalización del juicio oral y público, para lo cual se designó al tribunal que estará conformado por los jueces Martín Cosmaro, Mariel Suárez y Alejandro Soñis.

EL CASO

El femicidio de Arrieta ocurrió durante la madrugada del lunes 5 de febrero del año pasado, en el horario comprendido entre la 1:30 y las 2:02.

Según la Fiscalía, la víctima se encontraba en la vivienda ubicada en la parte posterior del terreno situado en Juan Manuel de Rosas al 3600, del barrio Abel Amaya, donde vivía con sus hijos.

En ese lapso, según la acusación fiscal, se hizo presente su esposo, Gustavo Alejandro Servera, quien residía en la parte delantera del predio. El ingreso, según la acusadora pública, habría sido por una ventana lateral.

La parte acusadora sostiene que se produjo una agresión física con un lazo metálico que el agresor colocó alrededor del cuello de Arrieta y se ejerció presión para reducir a la mujer. El ataque le produjo a la joven escoriaciones lineales en diversas partes del cuerpo, entre ellas en el tórax del lado derecho, y en el cuello, región latero-posterior, dos equimosis en la parte delantera del cuello.

Después se roció el lugar con un líquido inflamable y se inició un incendio intencional que provocó la muerte por quemadura de las vías aéreas y de distintas partes del cuerpo.

La fiscal sostuvo que el ataque se produjo como conclusión de una relación signada por violencia de género, en la que Arrieta se encontraba en una situación de subordinación y sometimiento hacia Servera, basada en una relación desigual de poder.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico