El “Lobo” aulló con dos hombres menos en el debut

Con goles de Esteban Angellini y Jorge Aynol, el elenco “aeronauta” sumó los primeros tres puntos en la zona 3. En la visita se fue expulsado Juan Carlos Paves y en el local se fueron antes de tiempo Gustavo Farías y Lucas Pinda. Hoy completan Estrella del Sur de Caleta Olivia y Nueva Chicago de Puerto Deseado.

El debut tan esperado en el Torneo Argentino “C” para Jorge Newbery fue pasado por agua. El elenco del barrio 9 de Julio comenzó su camino con un triunfo por 2 a 0 sobre Atlético San Julián y los primeros tres puntos le costaron mucho sacrificio, pero los muchachos de Echaniz saben que a futuro, le servirán mucho.
El modesto equipo santacruceño se paró con dos líneas de cuatro y apostó al contragolpe para llevar peligro al arco defendido por Rodrigo Moyano. El “Lobo” presentó en el arranque del Torneo del Interior una alineación experimentada, pero a muchos les pesó el debut.
En la primera parte, el local dominó la pelota, pero la primera situación clara fue de Atlético San Julián. A los 13’, un tiro libre desde la izquierda de Darío Peralta se le metió en el segundo palo a Moyano, pero el árbitro cobró -tarde- a instancias del juez de línea una cuestionada posición adelantada.
Fue un susto que sirvió para que el “Aeronauta” se despierte y comience a generar chances en el arco de Sotelo. Sobre los 17’ lo tuvo Pinda, pero el arquero desvió el remate al córner y doce más tarde fue Farías el que probó de media distancia al guardameta santacruceño, que respondió satisfactoriamente.
Newbery era más, pero no sabía cómo desbordar la doble línea de cuatro que la visita había colocado en la cancha para llevarse aunque sea un punto. Sobre la media hora avisó Angellini de cabeza, pero su remate se estrelló en el palo y se fue por la última línea.
En el entretiempo, el técnico Gustavo Echaniz supo tocarle el ego a los muchachos del “Lobo”, quienes salieron a jugar el complemento con otra actitud. Sobre los 4’ llegó la apertura del marcador y de ahí en más otra fue la historia.
El segundo tiempo recién comenzaba, pero Newbery empezaba a inclinar la cancha. El delantero Jorge Aynol se escapó por la derecha y en el mismo instante que hacía la pausa, observó ingresar por el punto del penal al bahiense Angellini. El “Coky” se la puso en la cabeza a su compañero en el área y la hinchada “aeronauta” se puso loca de alegría.
El “Lobo” ganaba y en el campo de juego era un poquito más. La cancha pesada también comenzó a inquietar y los jugadores locales demostraron que tenían mayor resto físico.

A DEFENDER LA VENTAJA TRAS LAS EXPULSIONES
Antes del cuarto de hora, Gustavo Farías y Juan Carlos Paves se fueron a los vestuarios luego de un tumulto y dejaron a sus equipos con diez. Newbery parecía tener el partido controlado, pero cinco minutos más tarde el volante Lucas Pinda le metió un codazo a Jorge Martínez y vio la roja directa. El entrenador reacomodó el mediocampo con Morales por la derecha, Santana en el medio y Vera por la izquierda.
En ese momento se le complicó un poco el panorama al conjunto local, y fue ahí donde salieron a relucir la experiencia de Amado en el fondo, como así también el esfuerzo y la entrega de Cristian Vera en la mitad de la cancha. Adelante Aynol y Angellini pelearon todas y a siete minutos del final el “Coky” tuvo su premio.
Lo buscó toda la tarde el artillero que venía de jugar una temporada en Cruz del Sur de Bariloche, y pudo desahogarse ante su gente. Capturó una pelota en tres cuarto de cancha, tras un error defensivo, y definió al primer palo de Sotelo, que nada pudo hacer para evitar la segunda caída de su valla.
El “Lobo” se tranquilizó por la ventaja y se dedicó a girar la pelota hasta el pitazo final. Le costó a Jorge Newbery en el debut, pero la victoria fue muy merecida, sin lugar a dudas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico