El “Lobo” celebra 89 años y apuesta por un futuro mejor

El club del barrio 9 de Julio tendrá nuevo presidente el 26 de abril, y ahí se tomará una decisión sobre su participación en el próximo torneo Argentino B. La institución tiene nuevos desafíos y proyectos que buscan cristalizar.

Por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net

El Club Atlético Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia está de festejo. Un 19 de abril de 1924, con el nombre de Nacional Foot - Ball Club , por la fusión de dos prestigiosas entidades Comodorenses: Sportivo Rivadavia y Correos y Telégrafos, comenzó a escribir los primeros capítulos de una rica historia en el deporte comodorense. Hoy el “Lobo” cumple 89 años de vida, y mira el futuro sin olvidar el pasado donde se forjaron las bases para ser hoy uno de los clubes más añejos de la ciudad de los vientos.
El 23 de mayo de 1934 fue casi obligado a cambiar de nombre por el decreto del Poder Ejecutivo Nacional dictado en la presidencia de Agustín Pedro Justo, que reglamentaba la prohibición de utilizar el vocablo “Nacional” a toda entidad o asociación particular. Y prácticamente un mes después, en asamblea se decidió el nuevo nombre. Cuenta la historia que uno de los nombres que más sonaba era el de Argentinos del Sur, pero finalmente la moción no tuvo validez ante la chance de que la institución lleve el nombre del más grande deportista argentino de la época “Jorge Newbery”
Con ese nombre debuto en el fútbol con un triunfo ante Gimnasia y Esgrima, superándolo 3 a 1, el 8 de julio de 1934.
El club comenzó a trabajar en su propio terreno, situado en Ameghino  al 1900, en el año 32, y la construcción del campo de deportes comenzó a mediados de enero de 1934. Escenario de tierra donde se vivieron grandes tardes de fútbol, tuvo un gran cambio en el 2004, cuando se tomo la iniciativa de renovar la cancha de fútbol 11.
Con esfuerzo de muchos dirigentes, hinchas, y simpatizantes del club, estuvieron por un lapso aproximado de cuatros años jugando en canchas alquiladas, hasta que el 7 de setiembre de 2008 inauguró el tercer campo de juegos con césped de Comodoro Rivadavia, sintiéndose orgulloso de poder jugar con equipos de otras categorías de igual a igual.
Luego, el desafío fue tener una nueva tribuna de cemento que se construyó en dos períodos. Con apoyo de gobiernos de turno, finalizó las diferentes etapas y en la actualidad su hinchada ocupa todo el lateral de la cancha los días que juega de local.
En los últimos años ha incursionado en los torneos Argentinos, con un gran costo económico, pero sin descuidar las instalaciones. Hace un par de años se refaccionó el gimnasio, y se inauguraron tres canchas de césped sintético para fútbol 7.
El miércoles hubo una asamblea para renovar la comisión directiva, pero pasó a cuarto intermedio hasta el 26 de abril. Poco más de ciento cincuenta socios son los que tienen “voz y voto” porque realmente quieren a su club y lo demuestran con su aporte societario mensual. Durante los últimos meses se comenzó a hablar de la posibilidad que la institución no forme parte del próximo torneo Argentino B, y enfocarse en las divisiones formativas, y otras disciplinas que cuenta en los últimos tiempos el club. No hay nada confirmado, pero en caso de no jugar, seguramente servirá para evaluar lo hecho hasta acá y volver lo más rápido posible. Porque la historia así lo pide. 

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico