El martes se conocerá si Abboud es declarado culpable del crimen de Boz

La fiscal general Cecilia Codina pidió que el imputado Emilio Taher Abboud sea declarado culpable por el homicidio de Claudio Boz, ocurrido en septiembre de 2016. Valoró las pruebas y testimonios expuestos durante el debate. En cambio, el defensor del acusado pidió la nulidad de las actas de allanamientos realizados durante la investigación, y la absolución de su cliente.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se desarrollaron ayer por la tarde los alegatos del juicio por el homicidio de Claudio Omar Boz (45), registrado entre el 15 y 16 de septiembre de 2016. El hombre fue asesinado a golpes en la cabeza y luego su cuerpo fue quemado en una playa cercana a Rocas Coloradas.

El único acusado es el empleador de la víctima, Emilio Taher Abboud, apodado “El Turco”, quien está imputado como el autor del delito de homicidio simple que contempla una pena de 8 a 25 años de prisión efectiva. El hombre llegó al debate beneficiado por el arresto domiciliario a raíz de su delicada salud.

En la jornada de alegatos de las partes Abboud accedió a declarar por segunda vez en el juicio. Negó su participación en el crimen y en su defensa afirmó que él se dedicaba a despostar animales como guanacos y caballos, entre otros. Esa tarea la realizaba en la finca de Kilómetro 12 donde tenía como cuidador a Boz y en su casa de la avenida Lisandro de la Torre y Crónica.

En la primera jornada del debate el imputado había asegurado: “cómo voy a ser terrible asesino si yo le di vivienda” en relación a la víctima. Incluso disparó contra la fiscalía y le pidió: “busquen realmente el culpable”.

Mientras, la fiscal general Cecilia Codina pidió la responsabilidad penal de Abboud como autor del delito de homicidio simple, a partir de los testimonios y pericias presentadas durante el debate. Repasó que los rastros de sangre hallados por los peritos en el domicilio de la calle Lisandro de la Torre arrojaron que pertenecían a la víctima.

Asimismo, sostuvo que Boz fue asesinado a golpes en ese inmueble y que después su cuerpo trasladado a bordo del Peugeot 207 del acusado.

La acusadora pública destacó que según el informe forense el empleado de Abboud fue atado de las piernas y las manos con un cable, y su cabeza envuelta con una bolsa de consorcio.

Una vez que el victimario llegó con el cadáver hasta la zona conocida como “El Enganche II”, en cercanías de Rocas Coloradas, el cuerpo fue prendido fuego con el objetivo de hacer desaparecer pruebas y lograr su impunidad.

Mientras tanto, el defensor del imputado, Rogelio Díaz, pidió la nulidad de las actas de allanamiento y el secuestro de registros de cámaras de seguridad efectuados durante la investigación.

Hay que recordar a través de esos registros de video los investigadores pudieron probar el recorrido que hizo el auto de Abboud cuando presuntamente trasladó el cuerpo hacia Rocas Coloradas.

El penalista además cuestionó que no hubo pruebas suficientes durante el debate para incriminar a su cliente. Por todo ello, requirió la absolución de Abboud.

El tribunal -integrado por las juezas Gladys Olavarría, Mónica García y Daniela Arcuri- informó que el martes dará a conocer resolución respecto a la responsabilidad penal del acusado o su absolución.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico