El martes se conocerá si se ratifica o se impugna la condena de José Guineo

Su defensora solicitó que se impugne la sentencia o que se reduzca la pena impuesta. Lo hizo bajo el argumento de una valoración arbitraria de la prueba por parte del tribunal. Se trata del caso de un hombre que fue asesinado durante la madrugada del 9 de noviembre de 2016 al llegar a su vivienda del barrio San Cayetano e intentar descender de su camioneta. Regresaba de jugar un partido de fútbol donde, según testigos, mantuvo una pelea con quien terminó siendo condenado.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se realizó el miércoles una audiencia de impugnación de sentencia, a pedido de la defensa de José Miguel Guineo, quien se encuentra cumpliendo condena después de que un tribunal de primera instancia le aplicara una pena de 12 años de prisión por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en la causa que tuvo como víctima a Luis Díaz.

El tribunal de revisión estuvo integrado por los jueces de Cámara, Daniel Pintos, Martín Montenovo y Guillermo Müller. Por el Ministerio Público Fiscal asistió la fiscal general Camila Banfi mientras que la defensa de Guineo fue ejercida por Lucía Pettinari, defensora pública.

La defensora efectuó la presentación argumentando “la valoración arbitraria de la prueba que hizo el tribunal” de primera instancia que en febrero de este año dictó la sentencia. Solicitó que se “haga lugar al planteo de impugnación” o que se le reduzca la pena impuesta. En contraposición la fiscal solicitó que se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria en contra de Guineo.

Pettinari atacó la sentencia condenatoria del tribunal de primera instancia a 12 años de prisión como autor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. La defensora entendió que el tribunal ha tenido una valoración arbitraria de la prueba. Consideró que no hubo prueba directa que vincule a Guineo con el crimen. Sostuvo que no hay testigos directos.

“El hecho ocurre horas después de una pelea en un partido de fútbol entre la víctima y mi asistido”, refirió la defensora. “El partido se termina y los jugadores se retiran de la cancha. Este no fue el móvil del homicidio. Mi asistido no solo jugaba al fútbol con la víctima sino que eran amigos. La pelea existió, pero no por eso lo van a declarar responsable del homicidio de una persona”, manifestó.

También la defensora criticó los mensajes que fueron considerados por el tribunal como una coartada de Guineo, “esto no fue así. Todos los testigos refirieron que la noche del hecho, cerca del domicilio de la víctima había varias personas y nunca se supo quiénes eran”, indicó.

Pettinari concluyó que “hay duda en la autoría” y el tribunal de primera instancia “no ha sido racional en la valoración de la prueba”. Solicitó así que se haga lugar al planteo de la impugnación. En forma subsidiaria pidió se haga lugar a la reducción de pena, ya que se han alejado del mínimo establecido para el delito, 10 años y 8 meses de prisión.

En contraposición la fiscal requirió que se mantenga en todos sus términos el fallo impuesto por el tribunal de primera instancia en contra de Guineo. Banfi argumentó que los planteos de agravios de la defensa giran en torno de la autoría y el móvil. No ha estado en crisis ni la materialidad ni la calificación legal del ilícito, fundamentó.

Añadió que los jueces han valorado correctamente la prueba, en calidad y cantidad suficiente, de acuerdo a la sana crítica para arribar a la sentencia condenatoria impugnada. Respecto de la autoría, la fiscal planteó que los jueces valoraron el momento inicial en que ocurrió la pelea en el partido de fútbol. “Después van al barrio y siguen la discusión, en un momento Guineo le hace una seña a Díaz que tenía un arma y que lo iba a matar. Cuando Díaz ingresa su vehículo a su domicilio, baja Guineo desde la zona alta efectuando disparos. El casquillo de bala secuestrado en el domicilio de Guineo se corresponde con la misma vaina encontrada en la casa de Díaz”, aseguró la fiscal.

Agregó que instantes después del crimen Guineo se retiró de su vivienda y se llevó a su familia. “Esta coartada también ha sido valorada por los jueces y ha sido reflejada en los mensajes de los teléfonos secuestrados. La prueba aportada ha sido clara y los testigos han sido contestes”, indicó. De ese modo, solicitó que se mantenga la sentencia condenatoria en contra de Guineo en todos sus términos.

Después de escuchar a las partes, el tribunal de revisión resolvió que el martes dará a conocer su fallo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico