El ministro Agustín Rossi anunció el fin de la organización militar-policial

Cinco de las seis instituciones que participaron de la reunión le anunciaron al ministro que ya no forman parte de ese espacio.

El anuncio de la creación de la autodenominada Mesa de Encuentro Libertador General San Martín, desató una serie de cuestionamientos y repudios de organizaciones políticas, sindicales y de derechos humanos. Por caso, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto afirmó que este agrupamiento "busca desestabilizar cuando estamos atravesando como país un momento difícil".

La fuerte reacción provocó que las autoridades de las mutuales, federaciones y sociedades anunciaran su retiro y hasta el desconocimiento de este grupo de conspiradores. Anoche, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, lo confirmó al tuitear que "Para la buena salud de la Democracia y de las Fuerzas Armadas, la Mesa de Enlace Militar no se formó".

La serie de repudios que provocó esta mesa generó que durante la tarde del jueves fueran llegando cartas de las instituciones participantes al Ministerio de Defensa. Todas advertían que no integrarían este entuerto desestabilizador. La Sociedad Militar Seguro de Vida (SMSV) --organización que encabezó y brindó su sede para el encuentro-- envió una carta firmada por su presidente, Daniel Reimundes, donde asegura que "no formó ni formará parte de la mesa" y que tampoco financiará. Lo mismo hicieron la Mutual del Personal de Intendencias Militares (MUPIM), la Federación del Personal de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales (FEMPFASP), la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas y el Observatorio de Seguridad y Defensa de la Ucema. Todos niegan pertenencia y advierten que quienes participaron lo hacen a título personal.

"Las instituciones que estaban representadas en la Mesa de Enlace Militar y 5 de los 6 militares retirados q participaron de la foto comunicaron por escrito que no participan ni participarán de la Mesa. El General Bossi (R), organizador de la reunión, dijo que no quiso hacer lo que hizo", escribió Rossi en Twitter y agregó: "Debut y despedida de la Mesa de Enlace Militar. En la Argentina del siglo XXI no hay lugar para estas ideas".

El único que no se había arrepentido fue el comandante Ricardo Spadaro, retirado de la Gendarmería y veterano de Malvinas. Spadaro rechazó las críticas de Rossi y afirmó que "nadie se va a apechugar". "Yo no me siento conspirador y voy a seguir opinando. Nadie me va a cerrar la boca. La condición de militar no me inhibe a opinar. Soy un ciudadano que va a seguir opinando, guste a quien le guste", indicó. Luego agregó que "el ministro Rossi, en algún momento, va a tener que pedir disculpas por lo que dijo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico