El municipio clausuró un comercio por una importante deuda impositiva

Se trata de la firma Alfa Pinturas que fue clausurada ayer por mantener una cuantiosa deuda en impuestos municipales. A su vez, la Secretaría de Recaudación intimó a la empresa Crexell Transportes SA, que presta servicios en los almacenes de YPF, a regularizar su situación por la falta de habilitación y la inexistencia de su dirección comercial.

La Municipalidad de Comodoro Rivadavia avanza en los controles a contribuyentes comerciales que registran deudas con la comuna. Desde la Secretaría de Recaudación advirtieron ayer que la idea es inspeccionar a todos los negocios que cuentan con una cuantiosa mora municipal. Por esa razón, sugieren a los comerciantes morosos la necesidad de regularizar su situación y evitar una clausura, tal como le sucedió ayer a la firma Alfa Pinturas.

La casa dedicada al rubro de la construcción, fue clausurada ayer en el marco de un nuevo operativo de control de documentación, habilitación y registro de pagos de impuestos en comercios que se desplegó en la ciudad. El procedimiento fue ejecutado por la Secretaría de Recaudación en forma conjunta con inspectores de la Dirección de Habilitaciones.

Por otra parte, el área intimó a la empresa Crexell Transportes SA a regularizar su situación, luego que se detectara que su domicilio declarado no existe y que tampoco tiene habilitación, explicó el secretario de Recaudación Israel Coen.

"Nunca solicitaron la habilitación comercial de la oficina que disponen, tampoco están inscriptos tributariamente en el municipio, como en Tasa de Comercio e Industria, ya que desarrollan una actividad en el ejido urbano de Comodoro Rivadavia", sostuvo el funcionario.

"La empresa desarrolla una actividad comercial para una operadora como YPF, y debe tributar por la potestad tributaria que tiene la ciudad. Se le intimó a que se inscriba y presente las declaraciones juradas que corresponde, con los ingresos generados en la ciudad y a su vez que soliciten la habilitación comercial correspondiente", sentenció Coen.

CONTROLES LUEGO DE LA MORATORIA

En relación a los procedimientos, el secretario de Recaudación explicó: "estamos inspeccionando a todos los negocios que cuentan con una cuantiosa deuda municipal, y que a su vez les conlleva falencias a la hora de contar con la habilitación comercial, ya que al no estar al día con el pago de los impuestos a los Ingresos Brutos o Tasa de Comercio e Industria, provoca la no habilitación del local, la caída de la misma o la imposibilidad de renovación".

"Siempre trabajamos analizando lo cuantioso de la deuda; la cantidad de cuotas adeudadas; la conducta del contribuyente que adeuda hace tiempo y que más allá de eso no regulariza su situación pese a las observaciones e intimaciones realizadas previamente", manifestó.

Y recordó que desde el municipio se les ofreció a todos los contribuyentes de la ciudad, un plan de moratoria con una quita de intereses de hasta el cien por ciento. "Se trató de una oportunidad única para que todos puedan regularizar su situación. Tras cumplirse el tiempo de disposición de esta propuesta, se comenzó a poner en marcha una serie de controles en los comercios de la ciudad", sentenció, intimando a los deudores a regularizar su situación para evitar una posible clausura

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico