El municipio deberá capacitar al personal que monitoreará las cámaras de seguridad

El subsecretario municipal de Seguridad, Héctor Quisle, brindó detalles sobre la organización y puesta en marcha de la instalación del Centro de Monitoreo que pasó a depender del municipio.

Falta ubicar un espacio físico, diagramar el plan de acción y capacitar al personal. Aparte del sistema de cámaras, el funcionario reclamó que haya un “sistema de patrullaje constante, coordinado y efectivo".
La semana que viene habrá una nuevo encuentro de trabajo entre los funcionarios municipales y el ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Durán, con el objetivo de aunar criterios de traspaso y presupuestos sobre el funcionamiento del Centro de Monitoreo que pasó a depender de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia.
El municipio se propone garantizar una eficaz operatividad para que el sistema de las cámaras de seguridad se extienda en el tiempo. Para dejar bien en claro las condiciones de traspaso del Centro de Monitoreo habrá una nueva reunión donde se tratarán aspectos más específicos y participarán los asesores letrados y los técnicos "para aunar criterios y hacer el convenio final".
El subsecretario de Seguridad especificó que buscan un espacio físico donde funcione el Centro de Monitoreo. A la vez se buscará capacitar a los empleados que se contratarán para monitorear las cámaras. "Reconocemos que este sistema requiere también un mantenimiento que estimamos que va a ser realizado por la SCPL”, puntualizó Quisle.
En la reunión de la próxima semana los funcionarios tendrán una precisión sobre la cantidad de cámaras que funcionarán. Según los anuncios realizados por el ministerio de Gobierno de provincia a principios de año, eran 150 las cámaras que se iban a instalar, aunque podrían ser más.
Para el subsecretario de seguridad municipal “es necesario planificar una política de seguridad entre todas las partes. Ya que el sistema de vigilancia es solo una parte de lo que tiene que ver el conjunto de acciones en materia de prevención. No sólo basta con la instalación de cámaras en todos lados, sino que tiene que ir de la mano de un sistema de patrullaje constante, coordinado y efectivo”.
Quisle aseguró que le planteó a Durán que esta ciudad necesita "una planificación más profunda y de un trabajo más integral entre todas las partes para afrontar la inseguridad que se vive diariamente”.
En esa línea, el funcionario cuestionó: “no están delineadas las acciones en materia de seguridad provincial" y "no hay un trabajo claro".
Lo que se busca desde el municipio es "que no que pase lo que sucedió con anterioridad donde se dejó de mantener ese sistema” de cámaras de seguridad del ejido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico