El nuevo comodato del Parque Saavedra pasó por la instancia de audiencia pública
La nueva concesión del Parque Saavedra al Centro de Empleados de Comercio por 20 años fue debatida ayer en la audiencia pública que a primera hora se realizó en el Concejo Deliberante. Los cuatro vecinos que expusieron elogiaron la inversión y el trabajo ya realizado por la entidad mercantil, aunque en algunos casos consideraron que el comodato no debería extenderse a no más de 10 años.

Cuatro vecinos expusieron ayer, a primera hora de la mañana, en la audiencia pública en la que se analizó la nueva propuesta de comodato del Parque Saavedra al Centro de Empleados de Comercio, que tiene a su cargo ese espacio verde de la ciudad desde el año 2006.

El primero en exponer fue el secretario de Gobierno del Municipio, Máximo Naumann, quien recordó que el estado municipal, a partir de lo que sucede con los gobiernos provincial y nacional, “tiene una actividad y una injerencia más amplia. A partir de eso debe establecer prioridades, y por eso necesitamos de la colaboración de las instituciones”.

En ese plano, destacó la inversión del Centro de Empleados de Comercio desde el primer comodato otorgado del Parque Saavedra en 2006. “Creemos que ha hecho un trabajo importantísimo con la cantidad de forestación. El Estado municipal no hubiese podido hacerlo. En base a ello el convenio suscripto habla de la colaboración de las instituciones de la sociedad. Hubiera sido fácil para el CEC pedir tierra y hacer una obra propia. Sin embargo, el convenio es un comodato. El CEC ha puesto muchísimo esfuerzo para toda la comunidad y esta renovación es reconocer ese trabajo, en beneficio de toda la localidad”.

85 MILLONES DE INVERSION

El secretario general del gremio, José González, mencionó que hasta el momento la inversión en el Parque superó los 85 millones de pesos. “Nos comprometimos a hacer obras y las cumplimos. Plantamos 40 mil árboles. No fue fácil al principio porque muchos creían que íbamos a destruir ese espacio verde. Tomamos esta alternativa porque personalmente quería recuperar ese parque para todos los comodorenses, con sus juegos integradores, sus salones para 1.000 y para 400 personas”, expresó.

González también explicó que el cobro de entrada para el ingreso es una necesidad ya que “hay que hacer frente a los servicios, obras de infraestructura, trabajadores y cargas sociales. Todo tiene un costo y por eso debemos cobrar una entrada”.

No obstante, aclaró que “siempre se prioriza a los niños: no se cobra entrada a colegios, colonias, instituciones deportivas y jubilados”.

Finalmente, el sindicalista señaló que el comodato debe ser por 20 años para poder “hacer mayores inversiones y más costosas. Cuando se fundó el parque era solo para los empleados de YPF hoy es para todos. Nos sentimos orgullosos de lo que logramos: más de 85 millones de pesos invertidos”.

ELOGIOS Y REPAROS

Entre los expositores, hubo palabras de elogio en relación al trabajo que realizó el CEC para embellecer el Parque Saavedra y también algunas objeciones, principalmente por la falta de detalles sobre la recaudación y la explotación de los salones de fiestas.

El ingeniero Matías Derlich, vecino de Km 3 felicitó al CEC por la labor realizada porque “pusieron mucho esfuerzo en un patrimonio histórico que casi perdemos”. Pero en contrapartida consideró que “actualmente me parece elevado el contrato de comodato e injusto para las dos partes”.

Vicente Hidalgo elogió el trabajo del CEC en el Parque y apoyó la renovación. “Hay un dicho que mi padre decía: ‘mejor que decir es hacer’. El CEC ha demostrado que la palabra hacer es lo que siempre ha hecho. Todo el mundo sabe cómo estaba el parque y puede comprobar cómo está ahora”, expresó.

El empresario José Perrucio reconoció el trabajo en el Parque al decir que “nadie discute la inversión que se ha hecho; sería muy necio no reconocer esa inversión”, pero “el comodato deja algunas dudas. Lo interesante sería enumerar las inversiones que va a hacer el CEC en el próximo período”.

Más adelante, indicó que a su juicio su desarrollo comercial es perjudicado por las condiciones en las que el gremio alquila los salones.

Por último, el presidente del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas, Mario Quinteros, defendió la labor del CEC trazando un paralelismo con el trabajo realizado por su institución en el Parque de Astra. “Yo vi a este parque tantos años abandonado que se te partía el alma. No solo el Parque Saavedra; el de Astra y tantos otros que directamente desaparecieron. Con todo respeto a los que me precedieron en el uso de la palabra, ambos parques estaban abandonados totalmente, los árboles se caían y fue un centro de jubilados y un gremio a ponerlos en valor”, concluyó.