El obispo está preocupado por la inequidad social

El alto costo de la canasta familiar, el valor de los alquileres y la dificultad en el acceso a servicios imprescindibles como la salud, en Comodoro Rivadavia, fueron aspectos resaltados por el obispo Virginio Bressanelli.

«La inequidad es preocupante», sostuvo el religioso durante su paso por Esquel, donde expresó su deseo de que se encuentre una solución al tema «lo antes posible».
«El bienestar que trae el petróleo no llega a todas las familias’’, afirmó.
En diálogo con Fm del Sol, el obispo afirmó que «es un tema real; las cosas están aumentando, sobre todo en Comodoro que es una ciudad muy cara. Es muy caro el alquiler; la canasta familiar es cara; entonces para mucha gente la cosa se hace penosa. El bienestar que trae el petróleo no es que llegue a todas las familias, eso es lo que nosotros constatamos», dijo.  Además, esta semana se conoció que en la ciudad cordillerana la canasta familiar se ubica en los 3.800 pesos, y el valor de los alquileres creció tanto que son similares a los de Comodoro.
No es la primera vez que el obispo expresa su preocupación al respecto. Ahora también agregó que «también el gobernador ha subrayado ese problema», al tiempo que transmitió su deseo de que «se busque y se dé una solución».
«Indudablemente esta diferencia crea una inequidad y es una pena porque nuestra provincia es una en donde deberíamos solucionar esto lo antes posible», afirmó Bressanelli, quien viajó a Esquel para oficiar una misa en la capilla María de los Angeles, donde puso en funciones a dos nuevos sacerdotes que se quedarán en esa ciudad.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico