El obispo pidió respetar a la Iglesia por grafitis pro aborto pintados en parroquia de Caleta

El obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, monseñor Miguel Angel D'Annibale, expresó su profundo disgusto por dos grafitis alusivos al reclamo de aborto legal que un grupo de manifestantes, en su mayoría mujeres que lucían pañuelos verdes, pintó el martes por la tarde en el frente de la parroquia San Juan Bosco de Caleta Olivia.

Caleta Olivia (agencia)

La protesta de quienes están a favor de la aprobación del proyecto de Ley por la Interrupción Voluntaria del Embarazo que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados y el 8 de agosto será debatido por los senadores, había comenzado alrededor de las 17 en la plazoleta del Gorosito.

El grupo, conformado por medio centenar de militantes, principalmente de partidos políticos de izquierda, se dirigió por avenida San Martín hasta la parroquia, distante unas cinco cuadras, con pancartas, banderas y redoblantes.

En medio de cánticos a favor del “aborto legal”, algunas de las manifestantes extrajeron de sus mochilas aerosoles con pintura negra y escribieron dos veces esa frase a ambos lados del acceso principal de la parroquia. Pocos minutos después se retiraron para continuar con la manifestación por la zona céntrica, previo separar a patadas a varios perros se peleaban justamente en el acceso al edificio religioso.

Algunos feligreses que llegaron inmediatamente después borraron los escritos con pintura de color crema y, además de mostrarse indignados, consideraron que los grafitis fueron realizados ex profeso por la visita que realizaba a Caleta Olivia monseñor D’Annibale, quien dos horas después iba a oficiar una misa de despedida en esa misma parroquia ya que a fines de este mes deberá hacerse cargo de una diócesis bonaerense.

Vale señalar que si bien los debates y marchas a favor o en contra del aborto habían sido frecuentes, fue la primera vez que se produjo un incidente de ese tipo en Caleta.

Ello generó que, a través de redes sociales, referentes de la comunidad que rechazan el citado proyecto de ley postearan numerosos comentarios de desagravio en las redes sociales.

A FAVOR DE LA VIDA

D´Anibale ya había sido informado del caso y al llegar a la parroquia expresó su disgusto por lo sucedido en una charla informal que mantuvo con El Patagónico.

“Yo pido que haya respeto por lo que cada persona piensa y propone” dijo el prelado, añadiendo que “es bien sabido que la Iglesia Católica tiene una posición tomada por este delicado tema, y es estar a favor de la vida, mientras que otro sector de la sociedad difiere con esa postura”.

“Todos se pueden manifestar libremente con sus convicciones, pero pedimos que se nos respete y que no vengan a pintar una parroquia como lo hicieron en Caleta Olivia”, puntualizó.

Por otro lado, evaluó que es llamativo que el gobierno nacional haya impulsado el debate por el aborto en medio de la situación de crisis social y económica que vive el país.

“Yo sigo insistiendo que está tapando otros problemas muy complicados que hay que atender y resolver como es la cuestión social, sobre todo aquella vinculada al avance de la pobreza”, afirmó.

Vale señalar que tras su misión pastoral de siete años, a fines de este mes monseñor D’Annibale dejará de ser el obispo de la diócesis de Río Gallegos que comprende a todo el territorio de Santa Cruz y de Tierra del Fuego.

El Papa Francisco le encomendó hacerse cargo a partir del 1° de septiembre de una diócesis del Gran Buenos Aires que abarca los partidos de San Martin y 3 de Febrero y por ello se encuentra visitando diferentes localidades para oficiar misas de despedida.

En diálogo con medios periodísticos dijo que le entristecía alejarse de la Patagonia Austral donde estrecho fuertes vínculos, no solo con los feligreses, y procuró interceder de la mejor manera en serios conflictos sociales y laborales, como el caso de los trabajadores mineros de la cuenca carbonífera de Río Turbio y los incidentes que se registraron en Ushuaia, sin olvidar el prolongado acampe de jubilados estatales en Río Gallegos.

“Todo ese contacto directo con el pueblo –resaltó- hace que el corazón se ablande más y yo creo que hice todo lo que estuvo a mi alcance como pastor de la Iglesia y como facilitador del diálogo para que se halle la solución a un conflicto”.

Al realizar una mirada global a todo el país, dijo que le seguían preocupando los problemas sociales porque “ante una propuesta de cambio” que argumentó el gobierno nacional “no vemos los resultados”.

En ese sentido afirmó que “todavía hay mucha gente en la pobreza y la inflación tampoco se supera” porque así lo indican las estadísticas “serias” que evalúa la Iglesia a través de los informes que brinda la Universidad Católica Argentina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico