El paciente que intentó ahorcarse por falta de atención ya cumplió 32 días sin respuesta

Luis Mansilla cumplió 32 días de internación sin tratamiento para sus riñones. Esperó pacientemente ser operado el miércoles. Sin embargo ello no ocurrió. La Justicia intervino y le dio a la Dirección del Hospital Regional 48 horas de plazo para resolver el problema.

Luis Mansilla ingresó el 17 de enero al sector de cirugía ubicado en el primer piso del Hospital Regional como consecuencia de una grave patología que le compromete un riñón y la próstata.

Ante la falta de atención médica y por el persistente dolor que sufre intentó ahorcarse ante la vista de todos en el sector de ingreso a internación. La familia pidió su derivación y la respuesta de la Dirección fue que el miércoles se concretaría la intervención.

Aliviados él y su familia esperaron. Pero sin suerte.

Juliana, su hija, indicó que ante estas dilaciones decidió acudir a la Justicia y ahora esperan que la Dirección avance en garantizar la atención médica.

Juliana Mansilla expuso que el urólogo arribó durante la semana y que se esperaba la intervención entre el miércoles y ayer, aunque la operación no sólo no se concretó sino que el profesional se fue de Comodoro Rivadavia. En teoría debía retornar pero esto no ocurrió. “Cuando hablé con la directora Alicia Sampaolessi me dijo que ella lo había llamado tres veces, y no le había contestado y me preguntó qué más quería que hiciera. Este médico es personal del hospital por lo tanto debería estar trabajando y atender a mi papá que ya no puede más del dolor”, reclamó.

DOLOROSA ESPERA

Mansilla tiene cálculos en los dos riñones y esto le afecta la vejiga, con la consecuente inflamación de la próstata, mientras que el riñón izquierdo está por colapsar y eso le impide poder dormir de un lado debido al intenso dolor, ya que también tiene dilatada la vejiga. Semanas atrás, el Hospital Regional había contratado un urólogo, pero éste indicó que no podía operar por las complicaciones del cuadro.

En estos días Juliana presentó el caso de su padre ante abogados, la Defensoría, servicio social, Area Programática del Ministerio de Salud sin mayores resoluciones.

“Ni los médicos, ni los enfermeros pueden medicar a mi papá porque se necesita un especialista, entonces ahora sufre muchísimo el dolor. Necesitamos que hagan algo. Acá la gente se muere sin atención, yo los he visto morir porque nadie los atiende. Nadie hace nada”, afirmó la joven.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico