El Papa adelantó su regreso a Manila por amenaza de un tifón

El pontífice se vio forzado a modificar su visita a Tacloban, donde ofreció una misa en el Aeropuerto Daniel Romualdez. Luego se trasladó a almorzar con 30 familiares de víctimas del tifón Haiyan, que arrasó la ciudad en noviembre de 2013.

El Sumo Pontífice regresó hoy Manila, luego que se viera forzado a cortar cerca de 4 horas su viaje a la ciudad de Tacloban, por la amenaza de la tormenta tropical Mekkhala, que se acerca a Filipinas con vientos de hasta 130 kilómetros por hora.

Francisco almorzó con 30 familiares de víctimas del tifón Haiyan, que arrasó la ciudad en noviembre de 2013. El encuentro tuvo lugar en la residencia del arzobispo de la vecina localidad de Palo, John F. Du, donde también visitó la Catedral y a una familia de pescadores.

También bendijo desde el papamóvil el "Centro Papa Francisco para los pobres", un complejo que da cobijo a huérfanos, ancianos y enfermos. Estas actividades iban a celebrarse a lo largo de más de 4 horas y tuvieron que concentrarse en poco más de una hora.

"Les voy a decir una cosa que me apena, estaba programado que el avión volviera a Manila a las 5, pero hay un tifón de segundo grado que se acerca, y el piloto del avión nos ha dicho que tenemos que salir a la una. Les pido perdón por ello", dijo el Papa en la Catedral de Palo.

Con la presencia de vientos de 100 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 130, se espera que la tormenta llegue a la costa este de Filipinas, donde se encuentra Tacloban, a lo largo de la tarde o noche de hoy, por lo que las autoridades filipinas han declarado en seis regiones el nivel de alerta 2, de un máximo de 4.

Si la tormenta, que tiene un diámetro de 400 kilómetros y se prevé que cause intensas precipitaciones, sigue la trayectoria prevista, es posible que Manila también se vea afectada por Mekkhala.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico