El Papa designó a un "cura villero" como obispo de Río Gallegos

Jorge Ignacio García Cueva venía desempeñándose como auxiliar de la bonaerense Lomas de Zamora y reemplazará a Miguel Angel D'Annibale, pero aún no está definida la fecha de su asunción pastoral.

Caleta Olivia (agencia)

Se trata de uno de los sacerdotes considerados como “curas villeros” y ayer se confirmó su designación oficial desde El Vaticano por parte del Sumo Pontífice.

Su primer destino como sacerdote, en 1997, fue en la parroquia bonaerense de Villa La Cava (Beccar) donde estuvo tres años y más tarde acudió a la parroquia de El Talar.

Su formación como diocesano la realizó en San Isidro junto al actual presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea, según señala un reporte del diario La Nación que hizo el seguimiento de su trayectoria.

Su último destino fue como obispo auxiliar de la diócesis de Lomas de Zamora y además venía desempeñándose como asesor regional de la Pastoral Carcelaria del Episcopado.

TRAYECTORIA ECLESIASTICA

Jorge Ignacio García Cuerva nació el 12 de abril de 1968 en Río Gallegos donde hizo sus estudios primarios y secundarios. Después comenzó a estudiar Derecho, pero al descubrir su vocación religiosa decidió abandonar dicha carrera para entrar como alumno en el seminario de la diócesis de San Isidro. Fue ordenado sacerdote el 24 de octubre de 1997 en la Catedral de San Isidro Labrador, por el entonces obispo Alcides Jorge Pedro Casaretto.

Mientras era seminarista obtuvo el grado de bachiller en Teología Sagrada por la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires y en 2003 se licenció en Teología con una especialidad en Historia de la Iglesia Católica, mientras en 2016 se licenció en Derecho Canónico.

También fue alumno de la Universidad Católica de Salta, a la cual asistió para volver a retomar su carrera de Derecho, logrando finalmente obtener su licenciatura en 2009.

Tras ser ordenado sacerdote, en1998 fue vicario en la Parroquia La Cava por tres años, cumpliendo una gran tarea pastoral en la villa de emergencia de esa jurisdicción, que corresponde a la localidad de Beccar.

Actualmente ejerce la vicepresidencia de la Comisión Internacional de la Pastoral Penitenciaria Católica y de Cáritas en San Isidro; es asesor en la materia del Derecho Canónico de la diócesis; Promotor de Justicia en el Tribunal Interdiocesano de San Isidro-Merlo-Moreno; miembro del Secretariado Nacional de la Pastoral Carcelaria dentro de la Conferencia Episcopal y además ejerce como capellán de unidades carcelarias en la Provincia de Buenos Aires.

El 20 de noviembre de 2017 fue nombrado por el Papa Francisco como obispo auxiliar de la diócesis de Lomas de Zamora y ayer lo confirmó como obispo de Río Gallegos, diócesis que comprende a las provincias de Santa Cruz, Tierra del Fuego y al sector antártico argentino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico