El peritaje confirmó que el financista Benedit se suicidó

Además, dentro de la investigación se realizó el allanamiento a una cueva vinculada a Benedit. De allí se secuestraron computadores y documentación. Algunas de las hipótesis indican que era un fuerte operador del mercado ilegal del dólar.

Los peritos determinaron ayer que Mariano Benedit, el asesor financiero que el miércoles apareció muerto de un tiro en la cabeza en la Costanera Sur, había disparado con su mano derecha, informaron fuentes policiales.

Así lo establecieron los expertos de la Policía Científica bonaerense a quienes los investigadores les habían encomendado la realización de los peritajes en busca de rastros de pólvora en las manos del fallecido.

Además, dentro de la investigación se realizó el allanamiento a una cueva vinculada a Benedit. De allí se secuestraron computadores y documentación. Algunas de las hipótesis indican que era un fuerte operador del mercado ilegal del dólar.

La Policía allanó un domicilio de la calle Esmeralda 1066 y según el portal Infojus Noticias, fuentes de la investigación indicaron que en el lugar funciona “una cueva financiera”.

En tanto, los investigadores sospechan que alguien podría haber borrado la información antes del operativo, ya que hay indicios sobre la fuerte participación de Benedit en el mercado ilegal del dólar blue.

El empresario había desaparecido el martes cuando se dirigía a una reunión con su moto. Nunca llegó a destino. El miércoles por la tarde, luego de una intensa búsqueda se descubrió un cuerpo en la costanera sur y horas más tarde se confirmó que era Mariano Benedit con un tiro en la cabeza y un arma en la escena del crimen.

Otra de las hipótesis es que Benedit estuvo en el casino de Puerto Madero. Están revisando las cámaras de seguridad ya que el cuerpo fue hallado a 900 metros de la sala de juegos.

“La escena estaba muy ‘sucia’, puede ser que alguien haya querido hacer pasar esto como un suicidio, pero no está confirmado que lo sea”, afirmó uno de los responsables de la investigación. El hecho de que el cadáver estuviera boca arriba y en posición totalmente recta es un dato que tampoco pasaron por alto los peritos, ya que no es la posición habitual de una persona que se efectúa un disparo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico