El peronismo encolumnado con Gioja busca resistir la intervención

"Estamos más juntos que antes y más convencidos que este gobierno hace que cada argentino sea un poco menos feliz cada día", declaró quien hasta el martes era el titular del Consejo Nacional Justicialista. Señaló que la intervención fue apelada ayer y que el peronismo espera que las cámaras respectivas de cada provincia se pronuncien sobre la cuestión.

El peronismo, encolumnado detrás de la figura de José Luis Gioja, realizará el 18 de mayo un congreso nacional partidario para rechazar la intervención dispuesta el martes por la jueza María Servini y avanzar hacia la “unidad” del PJ.

“Cada crisis da una oportunidad; vamos a salir fortalecidos”, pronosticó ayer Gioja - titular del Consejo Nacional Justicialista antes de la intervención-, luego de encabezar un encuentro con legisladores, intendentes, sindicalistas y dirigentes peronistas en la Fundación Internacional para el Desarrollo Local, en el barrio porteño de San Telmo.

Luego de la reunión, Gioja y otros dirigentes se trasladaron a la sede partidaria de la calle Matheu como una muestra de adhesión y apoyo a los militantes concentrados en las calles aledañas al local, cuya cerradura fue cambiada en las últimas horas por decisión del flamante interventor Luis Barrionuevo.

“Estamos más juntos que antes y más convencidos que este gobierno hace que cada argentino sea un poco menos feliz cada día”, declaró Gioja, quien señaló que la intervención fue apelada y el peronismo espera que las cámaras respectivas de cada provincia se pronuncien sobre la cuestión.

Más temprano, Juan Manuel Abal Medina, quien asistió en representación del Movimiento Evita, remarcó: “La resolución de los problemas políticos es política”.

“Es una barbaridad desde lo político y lo democrático”, opinó Beatriz Rojkes de Alperovich, quien coincidió con la idea de Gioja en cuanto a que la intervención judicial llevará a la “unidad del partido”.

Del encuentro participaron diversas expresiones políticas, sindicales e institucionales del peronismo, como Daniel Scioli, Verónica Magario, Fernando Espinoza, Alberto Rodríguez Saá, Cristina Rodríguez, Andrés Rodríguez, Antonio Caló y Víctor Santa María.

También se sumaron a la reunión Pablo Moyano, Oscar Plaini, Fernando Espinoza, Alberto Descalzo, Agustín Rossi y Julián Domínguez, además de intendentes o funcionarios de los partidos de Escobar, Lomas de Zamora, Hurlingham, Cañuelas, Castelli y Tigre.

“Quiero también expresar mi solidaridad con el camarógrafo agredido (Fabricio Baca) de la agencia Télam”, dijo Gioja, sobre el trabajador de prensa que el martes grababa frente a la sede de Matheu y fue agredido por un allegado a Barrionuevo, que lo tomó del cuello y lo tiró con violencia sobre el capó de un auto estacionado, mientras le decía “portate bien, portate bien”.

Acudieron a la reunión referentes de diversas expresiones políticas, sindicales e institucionales del peronismo, entre ellos Daniel Scioli, Verónica Magario, Fernando Espinoza, Juan Manuel Abal Medina, Alberto Rodríguez Saá, Cristina Rodríguez, Beatriz Rojkes de Alperovich, Andrés Rodríguez, Antonio Caló y Víctor Santa María.

APOYO DEL BLOQUE

DE miguel PICHETTO

El bloque de senadores del peronismo, que lidera Miguel Pichetto, advirtió ayer sobre “la incoveniencia” de “judicializar” los procesos internos de los partidos políticos y consideró que la herramienta de la intervención debe ser “un recurso extremo y de última instancia”.

“La intervención debe ser el recurso extremo y de última instancia y debe concretarse solo en caso de que se hayan agotado todas las instancias para resolver y superar las dificultades e inconsistencias que presenta el Partido Justicialista a nivel nacional”, expresa el comunicado difundido por el bloque justicialista.

Los senadores señalaron que “como integrantes del Poder Legislativo” respetan “los actos de otro poder del Estado, como lo es el Judicial”.

Sin embargo, aclaran, en relación al fallo de la jueza federal María Servini, que dispuso a través de una medida cautelar la intervención del Partido Justicialista (PJ) que es inconveniente “la judicialización de los procesos políticos que se desarrollan en la vida de los partidos”.

“Más allá de las opiniones y valoraciones que cada uno pueda tener y hacer acerca del desempeño de las autoridades del Partido Justicialista Nacional -agrega el escrito-, no es el proceso judicial el ámbito en el que deben dirimirse cuestiones que hacen a la reorganización y la renovación que juzgamos indispensable para que nuestro Partido Justicialista vuelva a ser una opción real y posible de gobierno en nuestro país”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico