El policía que mató al perro dijo que no le quedaba otra opción

"No es grato matar a un animal, pero no me quedaba otra opción para resguardar la vida de la anciana" dijo el suboficial mayor Angel Cardozo que ayer a la mañana salvó la vida de una mujer de 88 años, atacada por sus propios perros en un domicilio del barrio Pietrobelli.

Ayer a las 7:35 en calle Alvear al 1.500 del barrio Pietrobelli, cuatro perros atacaron ferozmente a una anciana de 88 años cuando ésta intentaba salir de su domicilio. La mujer cayó al piso y fue mordida por los propios animales que crió de cachorros.

Cuando la estaban mordiendo en el suelo, algunos vecinos alcanzaron a escuchar los gritos y patearon el portón de la vivienda para que los perros la soltaran.

Sin embargo, los canes estaban desgarrando la piel de la anciana tanto en las piernas como el cuero cabelludo cuando llegaron dos efectivos policiales de la Seccional Segunda para salvarla.

“El suboficial mayor Cardozo y el sargento Gómez intervienen en forma rauda en el lugar evitando que estos canes siguieran con la agresión contra la persona. La misma estaba muy herida, había sido mordida en las piernas, en los brazos y en la cabeza” relató el comisario Miguel González, jefe de la Seccional Segunda.

“Debimos requerir la presencia de una ambulancia y debió recibir puntos de sutura”, explicó González.

El suboficial mayor Angel Cardozo, encargado de turno de la Seccional Segunda, llegó rápidamente al lugar ya que eran varios los vecinos que intentaban ingresar a la vivienda de manera desesperada y no podían.

Cuando Cardozo se encontró con la situación, junto a su compañero comenzó a golpear a los perros con un palo para que dejaran a la víctima. Pero nada de eso hizo posible que los perros soltaran a la anciana a la que estaban lastimando gravemente. En ese momento, a Cardozo uno de los perros lo mordió en la pierna derecha y ante la ferocidad con la que seguía atacando y para poner a salvo a la mujer, debió matarlo.

LA UNICA ALTERNATIVA

“La gente gritaba ‘los perros están matando a la abuela’” relató Cardozo a Canal 9. Cuando comenzaron a golpearlos con los palos para que suelten a la anciana que estaba en el suelo intentando desesperadamente sacarse de encima a los canes, uno de los perros mordió al policía.

“No tuvimos otra alternativa que liquidar a uno de ellos” dijo el efectivo policial al que solo le queda un año para retirarse de la fuerza provincial. “Pudimos sacar a la abuela y ponerla a resguardo”, graficó el policía.

“No es grato matar un animal pero no me quedaba otra opción para resguardar la vida de la anciana” dijo el policía visiblemente conmocionado.

Cardozo eligió ingresar a la Policía a fines de los ‘80 por vocación y ahora busca que todo lo aprendido en estos años de servicio en la calle de la jurisdicción pueda ser transmitido a las nuevas generaciones de policías. Ayer eran varios los camaradas que lo abrazaban por su decisión de arrojo para salvar a la mujer en medio de una situación peligrosa.

La Seccional Segunda inició de todos modos una causa en la que se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal.

Los vecinos de la calle Alvear al 1500 señalaron que no es la primera vez que los perros atacan y dijeron que los animales que tiene la anciana “son muy bravos”. Comentaron que cuando la mujer se cayó comenzaron a atacarla. “Los perros esos son asesinos” dijo otro de los vecinos que reside enfrente de la vivienda de la víctima al que los perros le “destrozaron un perrito” a su hija. Los vecinos temen por la situación ya que tienen hijos y nietos, pero ante el peligro de los perros no pueden dejarlos salir a la vereda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico