El preseleccionado argentino empezó el trabajo en el Chaco

Enrique Tolcachier, ex DT de Gimnasia de Comodoro Rivadavia, está a cargo del plantel que se prepara con miras al certamen que se jugará en México entre el 14 y 30 de octubre.

Resistencia (Télam)
El preseleccionado argentino de básquetbol masculino se encuentra trabajando en Resistencia, Chaco, con miras a su intervención en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, que se desarrollarán del 14 al 30 de octubre.
Una vez llegado a Resistencia, el entrenador Enrique Tolcachier --ex DT de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia--, junto al presidente de la Federación Chaqueña y vicepresidente primero de la CABB, Ricardo Siri, brindaron una conferencia de prensa, acompañados por el base Luis Cequeira y los aleros Matías Sandes y Marcos Mata.
El plantel albiceleste permanecerá en Resistencia hasta el 4 de agosto, lapso en el que jugará tres partidos amistosos.
El domingo enfrentará al combinado de los Países Vascos, y el 2 y el 3 de agosto lo hará contra Paraguay.
“Agradezco a la Federación de Básquet y al pueblo del Chaco que nuevamente se puso a disposición de la Selección, tal cual sucedió semanas atrás en Charata, con el U19, donde el calor recibido fue importantísimo para que el plantel tuviera tan meritoria actuación en el Mundial de Letonia, donde terminamos cuartos”, expreso Tolcachier.
“Se dispuso la presencia de 18 jugadores para el Panamericano. Se priorizó la actuación en la Liga Nacional, como así también la trayectoria internacional, tal los casos de Cequeira y Mata, que jugaron el Mundial de Turquía, y Sandes, quien actuó en reiteradas selecciones. También fueron convocados los jugadores con proyección, como es el caso de Giorgetti”, agregó el entrenador.
Asimismo, Tolcachier manifestó: “Este es un desafío personal, ya que por primera vez voy a dirigir una Selección Mayor, en el proceso que comanda Julio Lamas y cuyo puntapié inicial es en el Chaco”.
Por su parte, el base, Luis Cequeira, afirmó: “Tengo la ilusión de pelear un puesto en la Selección. Mi intención es ganarme un lugar, para eso trabajo durante todo el año, y esa ilusión es la misma que tiene cualquier jugador argentino”.
“No hay nada más lindo que vestir la camiseta de la Selección y voy a trabajar al máximo para que esto se me dé”, puntualizó.
Mientras que el alero Matías Sandes señaló: “Mi situación es especial, porque vengo de un año atípico, sin competencia. Y ser tenido en cuenta, sin jugar, es muy importante”, comentó.
“El hecho de integrar la preselección ya me pone feliz, pero voy a trabajar fuerte no sólo para estar en el Panamericano sino además para que los más jóvenes se vayan insertando”, finalizó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico