El Presidente minimiza su responsabilidad

En medio de una nueva corrida del dólar y mientras la economía se derrumba, el presidente Mauricio Macri sigue sin reconocer los errores de su gestión y echa mano a la meteorología para describir el fracaso de las políticas vigentes.

“Seguimos enfrentando tormentas pero no vamos a parar”, señaló desde Vaca Muerta apelando nuevamente a su metáfora predilecta para evitar hablar de la crisis que compromete el presente y el futuro del país.

A pesar de que el dólar ya trepó a 32,60 pesos, la economía cae 6,7 por ciento y los pronósticos de inflación superan el 32 por ciento, Macri sólo se limitó a invocar de manera genérica “problemas propios y del mundo”.

“Necesitamos sacudirnos y darnos cuenta de todo lo que podemos ser capaces de hacer y hacerlo a pesar de todas las tormentas que vamos cruzando porque Vaca Muerta va y va, y seguimos enfrentando problemas propios y del mundo, pero esto se sigue desarrollando”, señaló ayer el mandatario desde Loma Campana junto con el gobernador Omar Gutiérrez, pero sin la compañía de Paolo Rocca, que solo participó de la primera parte de la recorrida por la región.

El mandatario calificó a Vaca Muerta como “una revolución positiva energética para la Argentina” y exhortó a todos sus compatriotas a “seguir trabajando”. Insistió en que “esa Argentina que queremos y soñamos se va a consolidar con el protagonismo de cada uno de los argentinos”. Y luego agregó, desentendiéndose de su responsabilidad como mandatario: “No es la Argentina que hace un presidente, o un gobernador o un intendente, es la que hacemos cada uno de los argentinos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico