El Presidente revalidó la política económica

El presidente Mauricio Macri ayer se mostró junto al gobernador Juan Schiaretti en Córdoba y defendió el plan de ajuste económico, enmarcado en el acuerdo con el FMI, al destacar la decisión de "no cambiar el rumbo" económico de su gestión y demostrar que "de verdad este cambio lo sentimos y lo abrazamos". Macri volvió a referirse a la crisis económica que atraviesa el país como "una tormenta" de factores externos, pero le pidió a los argentinos "poner aún más el hombro, poner todo".

A la vuelta de su participación en la cumbre del Brics, Macri aprovechó el anuncio de un nuevo modelo de Nissan, en la planta de la localidad cordobesa de Santa Isabel, para hacer una defensa de su gestión con tintes de inicio de campaña, para lo que convocó a los cordobeses como “líderes del cambio” a “seguir trabajando juntos”. El mandatario se mostró junto a Schiaretti, hombre clave para el acuerdo que Cambiemos necesita para votar el Presupuesto 2019, y reconoció que el país atraviesa “momentos difíciles”.

“Estábamos bien y nos topamos con una tormenta de frente”, insistió Macri en su análisis meteorológico respecto de los errores de gestión que dejaron en el camino a tres funcionarios tras la corrida cambiaria de mayo. El presidente se mantuvo firme en el libreto de señalar las razones de la crisis económica en motivos externos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la volatilidad de los mercados internacionales —“donde vamos a pedir prestado lo que necesitamos para cubrir esta mochila, que tenemos que ir achicando en el tiempo, que es el déficit fiscal”— y el “cambio climático”, en referencia a la sequía que impacto en la cosecha de soja.

En medio de la “tormenta”, Macri confirmó el rumbo económico del Gobierno bajo las pauta del FMI y señaló que “el cambio es en serio”, por lo que revalidó la frase de los primeros meses de Gobierno y le pidió a los argentinos: “poner aún más el hombro, poner todo,” porque “nadie nos va a regalar nada”.

A cambio, el mandatario recreo diálogos que mantuvo con sus pares durante la conferencia de Brics en Sudáfrica. En ese sentido, señaló que “hay una visión positiva del futuro” y que se ratificaron “el apoyo a las reformas y transformaciones que estamos haciendo” y hasta calificó a la Argentina como la enviada a “ejercer el liderazgo en Latinoamérica” frente a la decisión de “no cambiar el rumbo, con la que demostramos que, de verdad, este cambio lo sentimos y lo abrazamos”.

El presidente se presentó junto con el gobernador provincial en el lanzamiento de un pick-up de Nissan realizada en la planta de la empresa japonesa en la localidad cordobesa de Santa Isabel. Schiaretti destacó la creación de empleo. Sin embargo, los números de la industria automotriz mostraron un leve crecimiento en mayo pasado, anticipando una contracción en comparación con los números del primer trimestre. Además, las cifras de uso de capacidad instalada, difundidas por el Indec, señalan una baja respecto de 2017, en la que el sector automotriz y del alimentos y bebidas registra la mayor caída.

De todas maneras, Macri destacó “lo que se puede lograr trabajando juntos” en referencia a la mesa de trabajo en la que confluyen funcionarios nacional y provinciales, empresas y sindicatos, y resaltó el objetivo trazado por el plan “un millón de vehículos 2023”.

Hace once días, las terminales automotrices agrupadas en Adefa solicitaron en esa mesa de negociación como parte de “mejora de la competitividad”, el desarrollo de polivalencia entre puestos, flexibilidad en la contratación de personal temporario o eventual, desarrollar un marco de tercerización de actividades y que el tiempo de comedor no integre la jornada de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico