El primer eléctrico

La automotriz china marca un hito en la Argentina: inaugura el segmento de los autos 100% eléctricos. Ya se comercializa a U$S40.400. Tiene una autonomía de 250 kilómetros y una velocidad máxima de 130 km/h. Bajo consumo y no contamina.

Por Horacio Alonso

Este 2018 marcará un antes y un después en la historia del sector automotor argentino por ser el año en que se comenzó a comercializar el primer auto 100% eléctrico en el país. Se trata del BAIC EX260, de origen chino, que ya se puede reservar y que concretará ventas oficiales en unas semanas cuando se finalice el trámite de homologación. Hay otros modelos, como la Kangoo Furgón y el Sero Electric, nacional que están en camino, pero este modelo picó en punta al fijar su precio: u$s40.400.

Placer fue la primera publicación especializada que pudo manejar este modelo para poder comprobar las prestaciones de este tipo de vehículos que en países europeos, asiáticos y en Estados Unidos están presentes desde hace algunos años, pero en la Argentina es una novedad.

El BAIC EX260 está equipado con un motor de 72CV que ofrece una autonomía de 250 kilómetros con caja automática CVT.

Lo más llamativo de un auto eléctrico se descubre cuando se lo pone en marcha. A diferencia de los vehículos convencionales, el encendido no provoca ningún tipo de ruido que refleje que el vehículo esté listo para comenzar a andar. Es completamente silencioso aun cuando está en movimiento.

La única señal que confirma que el motor está en funcionamiento aparece en la computadora de a bordo con un mensaje que dice “Ready” en letras verdes. A partir de entonces, se puede comenzar a manejar como cualquier auto con caja automática. La particularidad es que el selector no tiene función P (Parking) sino simplemente N (Neutral). La respuesta también es similar a la de muchas cajas automáticas. No se siente ni más lenta ni más perezosa. Apenas hay que acostumbrarse al nivel de reacción cuando se pisa el acelerador, como cualquier otro modelo sin pretensiones deportivas. No es otro tipo de vehículo, como para pensar en cosas extrañas; es un auto con motor eléctrico. Sólo hay que tomarle el pulso al frenado ya que tiene una reacción diferente a la de un auto convencional. Apenas se pisa el pedal, la sensación es que se clava. Esto se debe a que tiene un sistema de regeneración de energía cuando se frena. Hay tres niveles de “suavidad” para elegir que corresponde a la intensidad de regeneración. Se calibra desde un botón en la consola central. Tras un par de pruebas, el pie encuentra la mejor forma de pisar el pedal y se acabaron los problemas.

Otro de los mitos que se derrumban al manejar un auto eléctrico es el de la velocidad. En otras oportunidades en el que tuvimos contacto con otros “eléctricos” (como el MINI o BMW Serie 3), varios años atrás, ya quedaba claro que ese no iba a ser un punto en contra para los “enchufables”. La tecnología mejoró y eso se percibe. El BAIC EX260 alcanza una velocidad de 130 km/h. En función D (Drive) se puede llegar a 107 km/h (110 km/h en bajada con viento a favor), pero tiene la posibilidad de pasarlo a la función S (Sport) que permite saltar a 130 km/k. Se acciona desde comando selector de la caja de cambio. Al hacerlo se siente en el cuerpo cómo suelta toda su potencia. Es útil cuando se circula en ruta en D y se quiere hacer una maniobra de sobrepaso. Se lo pasa a S y, cuando se superó el vehículo de adelante, se vuelve a D sin dificultad. La diferencia entre D y S es la autonomía. En el primer caso, se pueden recorrer hasta 250 kilómetros con una carga completa. En S se reduce la distancia en un 5%, según la experiencia de manejo. Esto se puede comprobar en la computadora de abordo que muestra la cantidad de kilómetros que se pueden recorrer. Al pasar de una función a otra, varía el cálculo y el conductor sabe si puede seguir jugando con la función Sport o debe ser precavido y mantenerse en Drive. Más allá de esto, el BAIC EX260 ofrece un excelente confort de marcha y desde el habitáculo sólo se percibe el sonido del rodamiento.

En cuanto al diseño, se trata de un crossover con diseño deportivo y moderno. Para destacar, la buena calidad de materiales y terminaciones que sube el piso promedio de los autos chinos. Otro dato para tener en cuenta es la garantía que es de 7 años o 100.000 kilómetros. El importador de Baic en la Argentina es Adachi Motors, una alianza entre la terminal automotriz Ralitor, que comercializa las marcas JMC, DFM y Foton y el Grupo Belcastro, Alfa Romeo e Isuzu, importador de Alfa Romeo e Isuzu.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico