El primer hallazgo en Argentina

Los restos fósiles del primer gliptodonte que se hallaron en Argentina datan de 1760 y los encontró el jesuita inglés Thomas Falkner a orillas del río Carcarañá, en Santa Fe. Florentino Ameghino creía que el caparazón pudo ser usado por los paleoindios a modo de carpa.
En los años 70 un grupo de científicos del Instituto de Investigaciones Antropológicas de Olavarría realizó excavaciones en Azul y encontró restos fósiles junto a instrumental de piedra confeccionado principalmente en cuarzo.
Suponen que quienes fabricaron esos utensilios quisieron tener herramientas para carnear la presa, lo que comprobaría la coexistencia de estos grandes animales con el hombre, cosa que sostenía Florentino Ameghino.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico