El proceso electoral, en su fase definitiva

Este fin de semana personal del Tribunal Electoral recorrerá las escuelas de Comodoro donde se realizarán las elecciones. Hasta el momento se consiguió resolver problemas puntuales con dos establecimientos. Ahora preocupan las renuncias constantes de quienes fueron nombrados autoridad de mesa. Advierten que podrían ser juzgados y condenados si no cumplen con esa carga pública por la que recibirán 60 pesos el mismo día del sufragio.

En el Tribunal Electoral Provincial ultima detalles operativos para las elecciones del próximo 16.
En Comodoro las complicaciones pasaron por la reorganización en los lugares de comicio en aquellos casos en que no será posible desarrollar el acto por el estado del establecimiento escolar elegido.
En conjunto con las autoridades del Ministerio de Educación se hicieron algunos ajustes en los ciudadanos que residen en la zona norte de la ciudad.
Como ese fue el padrón que más creció y se construyeron nuevas escuelas se modificaron algunos lugares de votación.
En el oeste, mientras tanto, la reconstrucción de la Escuela 52 demorará bastante más que lo que resta hasta la fecha del sufragio.
En las anteriores elecciones en ese lugar solían votar 18 mesas femeninas. Esta semana se decidió que esas mujeres tendrán que ir ahora hasta la Escuela 711, que de ese modo se transformará en mixta.
Las autoridades del Tribunal también consiguieron convencer al titular del Liceo Militar General Roca, teniente coronel Victorio Paoli -quien se negaba a que se instalaran mesas para los comicios en ese lugar-. Todo esto a pesar de que este es un lugar donde siempre suelen formar parte del circuito electoral.
«Lo que nos argumentaba el director era que consideraba que ese es un organismo del Ejército y también que no era un sitio adecuado porque se guardaban armas. Al final conseguimos que aceptara trasladar a otra unidad el armamento», indicó ayer Juan Loup Gerber, juez del Tribunal Electoral.
Este fin de semana, integrantes de esa repartición estarán en Comodoro recorriendo las escuelas donde se desarrollará el escrutinio.

RENUNCIAS
Lo que el Tribunal tiene que solucionar también son las deserciones masivas de quienes fueron designadas como presidente titular y suplente de mesa.
«Esto es algo del minuto a minuto. Hasta hoy debemos andar entre los 250 a 300 renuncias», estimó Gerber ayer ante Diario Patagónico.
Para las elecciones se estima que se requerirán al menos 2.200 personas para que presten este servicio que es considerada carga pública.
Tal vez a modo de incentivo, en esta oportunidad, y como la organización corre por cuenta del Estado provincial, el pago a las autoridades de mesa será inmediato. Por ejercer ese rol percibirán 60 pesos.
«Vamos a tomar muy pocas excusas en cuenta: el que renuncia va a tener que probar que está enfermo o que justo ese día estaba de viaje. Como esta es una carga pública no cumplirla puede constituir un delito. Hay una ley que así lo dice y nosotros vamos a ser muy estrictos con aquellos casos donde no tengan una razón firme para no estar presentes ese día», advirtió el juez.
De todas maneras los integrantes del Tribunal Electoral Municipal (TEM) aseveraron que están conformado de un listado de gente que voluntariamente expresa sus deseos de ser parte de la elección.

CON LAS AUTORIDADES
Por su lado, la secretaria electoral Bettina Grossman estará esta tarde y mañana en Comodoro para reunirse con quienes participarán como autoridad de mesa.
Como sucede en cada comicio durante los encuentros se especificarán las tareas que tendrán que realizar el domingo 16.
La funcionaria también se entrevistará con los integrantes del TEM para definir aspectos tales como la llegada de las boletas y las urnas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico