El protocolo para volver a las aulas prohíbe las reuniones

ATECh sostuvo que todos los temas laborales deben ser discutidos con los gremios y no resolverse de manera unilateral. El protocolo establece que el Gobierno provincial no provee barbijos y no permite "reuniones grupales".

El Ministerio de Educación de Chubut elaboró un protocolo laboral en función del coronavirus con el objetivo de que los docentes vuelvan a las aulas. Sin embargo, la iniciativa fue rechazada por los trabajadores que le comunicaron al Gobierno provincial que todo lo referido a la salud debe ser tratado con los gremios, recordando también que no volverán a las aulas hasta que no se regularice el pago de los salarios. Actualmente les adeudan mayo y el medio aguinaldo. Desde el próximo lunes se les sumará el mes de junio al atraso.

La Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) explicó que no acepta el protocolo porque no fueron consultados y su definición fue de manera unilateral. En este sentido, el gremio docente exigió una convocatoria al Consejo Asesor para discutir un protocolo laboral y otros temas de importancia como los reclamos que involucran los salarios.

“El Gobierno, representado en Florencia Perata (ministra de Educación de Chubut), debe entender que la realidad es muy compleja y necesita si es su voluntad resolverla, la convocatoria, la propuesta, la discusión de ideas. No es de manera unilateral y sin consulta el camino de resolución. Hoy la comunidad educativa necesita respuestas concretas”, advirtió ATECh.

El protocolo rechazado establece el uso obligatorio de barbijos, tapabocas o mascarillas de seguridad durante la jornada laboral, pero los mismos no serán provistos por el Ministerio de Educación.

También aclara que los establecimientos administrativos recibirán todos los elementos de higiene y seguridad que sean necesarios (alcohol en gel en mostrador de ingreso al establecimiento, en lugares de uso común, jabón y toallas descartables en sanitarios).

Otra de las medidas que dispone es no permitir reuniones grupales y que se deberá realizar el trabajo reduciendo la dotación al mínimo posible, según lo aconsejen las razones de servicio, manteniendo en sus espacios de trabajo una distancia mínima de 1,50 metros entre personas.

Asimismo, prohíbe el ingreso de personas ajenas al establecimiento, salvo expresa autorización de la máxima autoridad de los ministerios de Educación, subsecretarios, directores generales y directores. Y para la atención al público se deberá contar con guantes impermeables y protectores oculares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico