El reducido intercambio comercial con Irán contradice la denuncia de Nisman

El fallecido fiscal federal había presentado una denuncia hacia la presidente Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios nacionales en donde advertía que Argentina había negociado con Irán la impunidad de los funcionarios del país asiático acusados por el atentado a la AMIA, a cambio de un aumento del intercambio comercial en donde se primaba la importación de petróleo a cambio de “granos”.

 El intercambio comercial entre Argentina e Irán mostró distintos matices en los últimos 20 años, aunque sólo durante cuatro de ellos el país asiático exportó productos y en proporciones ínfimas respecto a las importaciones, mientras que tras la firma del Memorándum el ingreso de productos argentinos decayó, contradiciendo así uno de los principales argumentos del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, para denunciar un supuesto pacto de impunidad de ambos países para intercambiar granos por petróleo.

Incluso, y de acuerdo al informe comercial de las relaciones económicas de Argentina e Irán elaborado por la Cancillería, se desprende que luego de la firma del Memorándum de Entendimiento, y aunque las importaciones desde el país asiático fueron prácticamente nulas, nuestro país exportó en 2013, a través de YPF, productos por la suma de 1.492.350 millones de dólares.

El fallecido fiscal federal Alberto Nisman había presentado una denuncia hacia la presidente Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios nacionales en donde advertía que Argentina había negociado con Irán la impunidad de los funcionarios del país asiático acusados por el atentado a la AMIA, a cambio de un aumento del intercambio comercial en donde se primaba la importación de petróleo a cambio de “granos”.

Sin embargo, precisamente en los últimos tres años (2012, 2013 y 2014) las exportaciones a Irán pasaron de un incremento a una baja sensible, incluso de poco más del 25 por ciento en el último año.

A lo largo de 20 años los productos de nuestro país, principalmente oleaginosas, ingresaron al mercado iraní con altas y bajas, como la registrada en 2002 que luego se remontó en el tramo final del gobierno del ex presidente Néstor Kirchner, manteniendo desde allí un intercambio sin demasiadas variaciones, incluso con una merma de la balanza exportadora importante en el último año.

En ese sentido, según los datos oficiales, en la comparativa entre 2012 y 2013 el ingreso de productos a Irán creció el 14,85%, pero en el balance entre-noviembre de 2013 y mismo período de 2014, las exportaciones decrecieron a un 25,76%

El amplio informe, elaborado sobre la base de datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), muestra además que las exportaciones entre 1994 hasta 1997 tuvieron un crecimiento sostenido, mientras que a partir de 1998 y hasta el final del gobierno de Carlos Menem, mantuvieron un ritmo sensiblemente menor.

La década posterior inició con un marcado descenso en el año 2002 y 2003, que se profundizó en los años 2004 y 2005, al punto que Argentina casi no registró exportaciones, hasta que en el tramo final del gobierno de Néstor Kirchner, Argentina recuperó el ritmo exportador de principios de década, al punto de registrar el último año de gestión las misma balanza comercial que en el tramo final del menemismo y la Alianza.

La evolución del comercio exterior se mantuvo con balanza positiva para Argentina históricamente, donde Irán sólo exportó productos a nuestro país entre 2008 y 2011 en una ínfima medida respecto a las importaciones de productos argentinos.

En ese sentido, los principales productos exportados a Irán, entre enero y noviembre de 2014 fueron harina y pellets (comprimidos) de soja en un 80,1% del total de lo exportado; seguido de aceite de soja, en un 14,6% , porotos de soja con 4,9% ; y con un porcentaje ínfimo, medicamentos (0,01%); artículos y aparatos de ortopedia y aparatos de ozonoterapia.

Por otra parte, al contrastar los datos argentinos con las exportaciones declaradas por Brasil y la Comtrade (ONU) a Irán desde 2003 hasta 2013, en todos los casos las del país vecino duplicaron y triplicaron en su mayoría a las de Argentina.

En lo que hace a empresas, las diez principales exportadoras a Irán según datos de la Aduana fueron Bunge Argentina SA; Nidera SA; Oleaginosa Moreno Hermanos; Cargill ; Noble Argentina SA, Vicentin; Aceitera General Deheza; Asociación de Cooperativas Argentinas; Biosdus SA y Promedon SA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico