El rock argentino dijo presente en La Habana

Lito Vitale, Juan Carlos Baglietto, Pedro Aznar, David Lebón, Horacio Fontova, Hilda Lizarazu y Palo Pandolfo presentaron el sábado a la noche en la Tribuna Antiimperialista de La Habana el disco «40 años del rock argentino», en un recital que reunió a unas diez mil personas, según informaron los organizadores.

La Habana (Télam)
La velada arrancó con un set de Baglietto, muy querido en Cuba, quien repasó clásicos como «El diario no hablaba de ti» o «La vida es una moneda» y durante el cual invitó al escenario a los músicos Rubén Goldín, Adrián Abonicio y Jorge Fandermole para revivir aquella destacada trova rosarina.
Poco después, el mítico guitarrista de Aquelarre, Héctor Starc, dio inicio formal a la presentación del disco -que reúne 27 temas emblemáticos de la historia del rock argentino-, con una versión bien arriba del clásico de Spinetta «Rutas argentinas».
Varias banderas argentinas flameaban entre el animado público, mientras llegarían las versiones del acervo cultural argentino, como «Sudamérica» y «Pronta entrega», a cargo de Pandolfo o «A estos hombres tristes», que entonó Liliana Vitale.
Uno de los más ovacionados, Horacio Fontova, le cantó al clima, desde el tema «Agua», pero también se despachó contra George W. Bush con su celebrada canción «Jorge Doble V».
Ese tema tiene entre sus estrofas: «Qué asco me das, no sos un cerdo ni un escorpión, una luz mala es lo que sos. La guerra no terminó, falta que pagues por tanto dolor. No sé si te lo dijo Dios, lo que te espera es peor que vos, si hasta Jack Daniels te abandonó, veo tu tumba y ninguna flor. Jorge W, la puta que te parió».
«A ver si escuchan ahí atrás», disparó «el Negro» desde el escenario que se montó en esa plaza, histórica por ser protagonista de los discursos de Fidel Castro, y ubicada a muy pocos metros de la Oficina de Intereses Norteamericanos.

UNIDOS POR CUBA
Al espectáculo -enmarcado en la Feria del Libro de esta ciudad- llegarían «El loco» de Babasónicos y «Tres agujas» de Fito Páez, que interpretó Hilda Lizarazu, «Entero o a pedazos» de Catupecu, a cargo de Ulises Butrón, y «Pensar en nada» de León Gieco, que cantó un muy aplaudido Pedro Aznar.
Claudia Puyó repasó el «Himno de mi corazón» de Los Abuelos de La Nada, invitó al ex bajista de Serú Giran para una versión de «Noche de perros», hasta que llegó el turno de Baglietto de regresar al escenario, con el himno ricotero «Ji Ji Ji».
Entre el público, se instalaron stands donde se podía conseguir la edición isleña del disco, a unos 50 pesos cubanos (dos dólares), gracias a que los músicos argentinos cedieron sus derechos al organismo editor de música cubana (Egrem), según contó Lito Vitale a Télam, en su condición de director musical del proyecto, poco antes del comienzo del recital.
Los músicos Martín González en batería, Pablo Rufino en bajo, Víctor Carrión en vientos y Luciano Vitale y Juan Belvis en guitarras acompañaron las dos horas de esta gran celebración del rock argentino, que cerró con todos juntos y una festiva versión de «Despiértate nena», el clásico de Luis Alberto Spinetta.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico