El Sedán que se ríe de los SUV

Moderno, elegante y deportivo. Prestaciones excelentes, calidad superior. Además, con novedades tecnológicas.

1| En medio del avance de los SUV, hay lugar para los clásicos sedanes. Pero no se trata de un tricuerpo cualquiera: es el icónico Serie 3 de BMW. La séptima generación de este modelo emblemático de la marca alemana se lanzó en el mercado para satisfacción de un público fiel que no se deja llevar por lo que marcan las nuevas tendencias

2| La fórmula es tradicional: capot, habitáculo y baúl. Sin embargo, las múltiples formas de combinación marcan la diferencia de este modelo del segmento mediano. Y BMW sabe hacerlo muy bien. El resultado es un vehículo de diseño bien moderno, deportivo y elegante. Los amantes de los SUV podrán preferir otras líneas, no que podrán negar es el buen gusto de este sedán. Detalles como la parrilla frontal con mucho carácter, doble escape, llantas de 18 pulgadas y spoiler delantero M definen su personalidad.

3| En el interior, todo es lujo, confort, diseño y tecnología. La información que brinda en las distintas pantalla es completísima (incluye gráficos que muestran diferentes comportamientos del vehículo) y se requiere tiempo y dedicación para dominar a fondo todo el instrumental. Y muchos espacio para contarlo. El resto, se puede sintetizar en calidad de materiales y terminación, habitáculo espacioso y con mucha luz, posición de manejó ideal por ajustes electrónicos de butaca y volante, plazas traseras amplias para tres personas y un baúl de 480 litros.

4| Por el momento, la marca ofrece una única versión: el 330i con motor naftero de 258 caballos y 400 Nm de torque, caja automática de 8 velocidades -con modo secuencial y levas al volante- , tracción trasera y equipamiento Sportline.

5| Cuenta con distintos modos de manejo. En Confort o Eco Pro, entrega una marcha suave y silenciosa - gracias a la excelente insonorización - y una suspensión blanda para suavizar cualquier superficie urbana. Sin duda, un sedán de lujo. En estos modos, el consumo ronda los 7 lts/100km. Si bien es un estilo de conducción relajado, la potencia del motor y la respuesta de la caja de cambio sobra para moverse con agilidad en la ciudad

6| Pero por tratarse de un modelo con paquete Sportline, los modos Sport y Sport Plus van a ser los elegidos por muchos conductores. Se modifican algunos parámetros del vehículo. Se empieza a escuchar el motor, la suspensión se endurece un poco para darle firmeza y seguridad a la hora de encarar curvas pronunciadas y la caja entrega potencia desde la primera marcha. La aceleración de 0 a 100km/h baja a menos de 6 segundos. La tracción trasera suma un toque de diversión. Permite desconectar las ayudas electrónicas pa-

ra un manejo más libre que se complementa con el uso secuencial.

7| Un capítulo aparte merece la novedad del Reversing Assistant. Se trata de una función que copia los últimos 50 metros de recorrido para replicarlos de forma autónoma para atrás. El conducto no debe realizar nada, el auto se mueve solo accionando la dirección como corresponda. Es muy útil cuando se estaciona hacia adelante en algún lugar intrincado que hace dificultosa su salida marcha atrás. Con esta función, el vehículo retrocede manteniendo el mismo recorrido que al ingresar. Aunque usted no lo crea!

8| En materia de seguridad, cuenta con seis airbags, control de estabilidad y tracción, frenos ABS con EBD, control de crucero adaptativo, alerta de riego de choque y sistema de estacionamiento autónomo, entre otros.

9| El equipamiento de confort es, obviamente, muy amplio. Para destacar, cuenta con una completa pantalla multimedia con Apple CarPlay, Head Up Display y un asistente “personal” que se activa diciendo “Hola BMW” que permite configurar distintas funciones del vehículo hasta consultar el manual de usuario. Lo malo es que no cuenta con rueda de auxilio sino con sistema RunFlat, algo no aconsejable para recorrer la Argentina, con largas distancias sin áreas de servicio. Una lástima en un modelo que, por su confort de marcha Premium, invita a viajar.

10| El BMW 330i Sportline ofrece una garantía de 3 años o 200.000 km. y cuesta u$s65.900

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico