El sospechoso de siempre

Lucas Rafael Tascón será sometido hoy al correspondiente control de detención y apertura de investigación por el asalto que protagonizó en la madrugada de ayer en una casa de familia de Viamonte al 100. Se trata de un delincuente que tiene tanta suerte como antecedentes penales y que debería estar purgando una condena de 3 años y 7 meses.

La suerte de Lucas Rafael Tascón (24) es tan grande como la lista de antecedentes penales que acumuló. El 29 de febrero del año pasado, durante un juicio abreviado que presidió el por entonces juez penal, Guillermo Müller, fue condenado a la pena de 3 años y 7 meses de prisión, además de haber sido declarado reincidente. Esto último, en resumen, significa que debe cumplir la pena en su totalidad.
A pesar de ello, en menos de seis meses salió con libertad condicional, cuando tenía vedado ese beneficio por la declaración de reincidencia  y, a los pocos días, el 19 de setiembre del año pasado, fue detenido en el barrio Máximo Abásolo por robar un televisor.
En esa oportunidad la Fiscalía pidió la prisión preventiva y que se le revocara la libertad condicional, pero Tascón le dijo a la juez penal de refuerzo, Margarita Pfister, que él no le robaba “a los pobres” y que al ser detenido “la policía ya venía con el televisor”.
Ese mismo día recuperó la libertad pero volvió a la alcaidía el 7 de octubre, por un robo similar al que protagonizó ayer. Esa vez fue en una casa familiar ubicada sobre Bouchardo al 1.200, cuando delinquió secundado por un adolescente de 17 años y una chica de 15.
Por ese robo, el juez Américo Juárez le dictó 3 meses de prisión preventiva pero no alcanzó a pasar 12 horas detenido en la alcaidía y se fugó por el plafón de luz de una celda. En esa ocasión huyó junto a Jonathan Díaz, el delincuente que estando en muletas asaltó a mano armada el restorán Puerto la Minuta.
Tras permanecer cuatro días prófugo, Tascón fue recapturado por la policía de la Seccional Segunda que esa noche, mientras recorría la zona alta del barrio Jorge Newbery, divisó un auto en actitud sospechosa, pero cuando se acercaron a identificar a sus ocupantes, estos huyeron a gran velocidad. En la huida Tascón se arrojó del auto y tras una persecución fue aprehendido.
De todas formas, volvió a quedar libre tras vencerse la prisión preventiva, hasta ayer, cuando protagonizó otro violento robo con armas en una casa de familia y con todos sus integrantes en el interior, entre ellos una menor de 4 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico