El sueño trunco del auto 100% Mercosur

"Hay espacio para hacer una empresa automotriz binacional con Brasil con participación de los Estados para la producción de modelos chicos que abastezcan a los dos países porque hay un mercado muy grande" dijo Axel Kicillof en un tramo de la entrevista con Ámbito Financiero.

La declaración del exministro de Economía se refiere a un proyecto frustrado que la Argentina le propuso a Brasil, en los años en que Cristina de Kirchner y Dilma Rousseff coincidieron al mando de ambas naciones. La idea era una compañía mixta, con alguna participación privada, para fabricar un vehículo chico o mediano con alta o total integración de autopartes regionales. El objetivo era producir un millón de unidades de este modelo para competir con las multinacionales.

“Cuando se empezaron a producir autos en Japón, en Estados Unidos se reían y ahora tienen en el mercado muchos autos japoneses. Y no se hizo con salarios bajos. No digo que puede ser igual a Japón, pero si no tratamos de revertir el camino, en los autos, de nacional no nos va a quedar ni una tuerca”, agregó el exfuncionario.

Periodista: Siempre está la idea de producir autos nacionales, fuera del esquema de lo que sucede a nivel mundial. Franco Macri acrecentó su fortuna en un modelo de ese tipo desde SEVEL. Se termina con autos obsoletos y con atraso tecnológico.

Axel Kicillof: Pero el parque automotor que se produce en el país no es obsoleto. No estamos en la época del Ford Falcon.

P.: No se llega de un día para el otro, pero de alguna forma se empieza. En los últimos años, hubo generaciones de modelos que no llegaron al país, por distintos motivos, y se siguieron produciendo en la región versiones desactualizadas.

A.K.: Las automotrices forman un solo mercado y deciden sus inversiones según lo que les convengan y no es siempre lo que les conviene a los países. Por separado o juntos, ni (Michel) Temer ni Macri quieren industrializar a sus países.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico