El “Tigre” Saldivia ganó en casa pero no convenció

No fue la noche esperada para la pelea de cierre del festival en el Socios Fundadores, que terminó con la desaprobación en demasía de los casi dos mil espectadores ante la falta de contundencia de los principales protagonistas.

Hubo silbidos en el Socios Fundadores, pero no tuvieron como protagonistas a las promotoras porque ellas no fueron parte de la pelea de fondo en la cual el comodorense Héctor “Tigre” Saldivia se impuso por fallo unánime ante Sebastián “Iron” Luján, en una pelea pactada a diez asaltos y con el título Latino CMB Superwelter en juego.

De entrada, el primer asalto mostró a dos contendientes estudiándose arriba del cuadrilátero y con pocos destellos de boxeo, donde en los momentos de duda del rosarino, el “Tigre” conectó una buena serie de golpes que anticipaba su estirpe de pegador.

Ya en el segundo asalto, Saldivia se expuso en las cuerdas, y Lujan le tiró con todo lo que tenía, acertando en más de una ocasión en la humanidad del comodorense que parecía decidido a plantear él su pelea, cansar al rosarino para luego buscar el nocáut.

Sin embargo, Luján –que lució con la mirada pérdida y desordenado en cuando regulaba hacía atrás– salió luego de la tercer campana recuperado del desgaste del comienzo, y aunque estaba carente de reflejos no dejó de bajar la apuesta en los pocos cruces que tuvo con su contrincante.

Saldivia tomó riesgos, fue a las cuerdas, pero Luján no declinaba. Ya a esa altura cada final de asalto comenzó a ser acompañado por una silbatina en ascenso ante la falta de contundencia de los rivales.

La ansiedad se hizo sentir en las casi dos mil personas que se dieron cita en el Socios Fundadores, y la misma estaba relacionada con la falta de preponderancia de los dos boxeadores.

Ya en el quinto asalto la desaprobación no esperó el final del asalto y comenzó a sentirse en los tramos finales. A esa altura, Luján que parecía que había quemado todas las naves todavía continuaba en pie. Y Saldivia ya no contaba con la claridad de ocasiones de liquidar el pleito como en el inicio.

Promediando la pelea, Saldivia salió a matar o morir, pero Lujan redobló la apuesta aunque ese ímpetu no duro más que un par de segundos.

La pelea fue manteniendo la paridad en los asaltos siguientes, con algunos cruces entre ambos y mucho posicionamiento en las cuerdas, donde Saldivia aceptó ir a riesgo de perder la pelea ante Lujan que tenía destellos en forma paulatina.

Con el final, la desilusión de la gente no se hizo esperar, y la,silbatina –que superó incluso la música de final de cada asalto– fue una vez la protagonista del cierre, donde un par de personas arrojaron sus botellas al ring por lo acontecido.

La decisión sorprendió a los presentes, dado que por la falta de predominio de ambos contrincantes se esperaba un fallo dividido a favor de algunos de ellos o un empate. Sin embargo la decisión unánime decretó que Héctor Saldivia sea el vencedor de la noche y nuevo dueño del título latino CMB Superwelter.

La gente mientras se retiraba se hizo tiempo para aplaudir a Sebastián Luján, quien con los brazos en alto agradeció el acompañamiento de los presentes.

PANORAMA

-María Luisa Peña Nivar (47,80/Camioneros) EMP (NU)3 Gabriela Casarosa (48/Rawson)

-Mariana Azul Navarro (53,20/Municipal Uno) GF (NU) 4 Micaela Torres (53,50/Trelew)

-Sebastián Ezequiel Aguirre (60,80/Camioneros) GKO5 (2m50) Federico Jesús Benjamín Malaspina (61/San Vicente)

–Martín Fidel Ríos (72,40/La Pampa) GKOT1 (1m55) Daniel Espinosa (73/Río Negro).

PELEA DE FONDO

Héctor David Saldivia (69,85/C. Rivadavia) GP10 (unánime) Sebastián Andrés Luján (69,80/Rosario) (Ganó título Latino CMB interino).

Fuente: Angel Romero

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico