El turismo levanta vuelo

En el primer semestre el sector volvió a estar en escena y se espera la consolidación en 2018. Así lo confirman los distintos actores consultados por Biz, que debaten sobre uno de los segmentos más dinámicos de la economía.

Tras surfear la ola los últimos años aunque lejos de otros sectores golpeados por la coyuntura económica del país, la industria del turismo parece salir definitivamente del estancamiento y está dispuesta a pegar el salto.

Un salto que llega de la mano de varios factores: nuevos jugadores, consumidores emergentes, la fortaleza del online, la reinvención del offline, un dólar conveniente y políticas tendientes a recuperar el nicho receptivo, una deuda pendiente que hoy parece encontrar su cauce.

Operadores y funcionarios vinculados al turismo concuerdan en que el balance del primer semestre fue positivo para la actividad. Si bien la balanza comercial sigue siendo negativa, las voces consultadas por Biz sostienen que ya se empiezan a ver los primeros brotes verdes y destacan que después de mucho tiempo el turismo receptivo muestra signos de crecimiento.

De cara al turismo nacional y al turismo emisivo al exterior, también se pueden apreciar números positivos “con crecimientos de más del 30 % en dólares de las ventas. Ahora bien, facturar más no significa mayor rentabilidad; dado que los altos costes impositivos y los aumentos de servicios para las agencias más pequeñas han complicado un poco mejorar la rentabilidad para poder sostener la estructura”, afirma Martín Romano, miembro de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) y Country Manager de Atrápalo.

LA FORTALEZA DE UN GIGANTE

De acuerdo con datos de la OMT (Organización Mundial de Turismo), unos 1.235 millones de turistas viajaron por el mundo en 2016, es decir 46 millones más que en el año anterior, marcando el séptimo año consecutivo de crecimiento desde 2009, tras la crisis financiera mundial, según las cifras divulgadas por el organismo. El mejor registro lo tuvo América del Sur, con un incremento del 6,3%, seguido de América Central (+6,1%), el Caribe (4,3%) y América del Norte (3,6%). La Argentina, es uno de los países de la región que más creció y se consolida segundo detrás de Brasil.

Según el Observatorio del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, durante los primeros 6 meses de 2017, llegaron a “la City” porteña por Ezeiza, Aeroparque y el Puerto 1 millón de turistas internacionales, 3,1% más que en el mismo período de 2016. Brasil fue el mercado más relevante. Desde ese país llegaron 222,7 mil turistas internacionales (22% del total). El segundo bloque en relevancia fue Europa, con 201,9 mil turistas (20%). De Estados Unidos y Canadá llegaron 120 mil viajeros (12%). En tanto, desde Chile y Uruguay arribaron 87 mil y 102 mil turistas, respectivamente (9% y 10%). Desde Resto de América ingresaron 184 mil personas (18% del total) y desde el resto del mundo 83 mil (8%).

“Durante el primer semestre del año aumentó en un 10% en dólares el consumo de los turistas en la ciudad en comparación al mismo período de 2016. El sector está en un momento de franco crecimiento y en 2018 el plan de conectividad va a causar una revolución. Estimamos que llegarán 400 mil turistas internacionales más y esto va a seguir impulsando a una industria importantísima para el desarrollo económico y el empleo en Buenos Aires”, cuenta Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de Buenos Aires.

CAMBIO DE HABITOS

La Federación Argentina de empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) desarrolló un informe que aborda diferentes temáticas y enfoques sobre la situación actual del turismo y cómo están cambiando los hábitos y la manera de viajar de los argentinos.

Se puede decir que la omnicanalidad en sus diferentes formatos, llegó también a las agencias de turismo. No solo en la atención física, sino también en el uso de RRSS, buscadores y otras herramientas para captar la atención de sus usuarios y potenciales usuarios. Hace ya unos años, con el auge de internet, el comercio electrónico y las cuotas, el turismo pasó de ser un bien suntuario, a un producto de consumo masivo.

La financiación juega un rol importante. Poder comprar un pasaje y sus respectiva estadía en 6-12-18 ó 24 cuotas, generó oportunidades a cientos de miles de familias que antes no podían acceder a viajar. Esto modificó los hábitos de la clase media y media alta, que antes solían pasar sus vacaciones en los mismos lugares año tras año y que ahora intercambian con destinos nacionales e incluso internacionales.

MILLENNIALS Y TECNOLOGIA

Con la aparición de los millennials en escena y los smartphones, el escenario no deja de modificarse continuamente. Esta nueva generación irrumpe de una manera diferente a otras generaciones básicamente por los siguientes motivos: en sus teléfonos inteligentes realizan las búsquedas y descargan aplicaciones. Están hiper informados y conectados. De acuerdo con un informe de Boston Consulting Group, 7 de cada 10 millennials, esperan conocer los cinco continentes. Son fanáticos de las experiencias y de las aplicaciones relacionadas con el turismo. No es casualidad, que en cada smartphone de esta generación, tres de cada cuatro millennials tenga aplicaciones relacionadas con el turismo.

Su red social preferida es Instagram, dónde generan con sus viajes y experiencias, contenidos para sus seguidores. Los mejores aliados de los millenials son los comparadores de precios, las recomendaciones y las líneas low cost.

Es por eso, que cuando aparecen ofertas realmente tentadoras, no dejan pasar la oportunidad. Otros de sus aliados, son también los influenciadores y sus redes sociales. Muchos millenials, durante sus viajes, también generan ingresos propios trabajando en hostels, bares o restaurantes.

TERCERA EDAD

Según el informe de la FAEVYT, un sector que también comienza a disfrutar de la experiencia de viajar, está integrado por aquellas personas que se han jubilado en sus trabajos, pero siguen teniendo una intensa actividad y aprovechan su tiempo libre para viajar. Contemplando esta tendencia mundial, durante el año 2016, se generó la propuesta desde el Mintur, para que los jubilados o mayores de 60 años pueden viajar obteniendo un descuento de hasta el 50% en las líneas aéreas y estadías.

El alcance de la acción promocional, incluía a Aerolíneas y Latam, como también las principales Cámaras de ómnibus de larga distancia (CATAP-AETA-CEAP). En lo que refiere a hospedajes, se ha realizado una alianza con las siguientes federaciones y asociaciones (FEHGRA), (AHT) y (AHRCC). La FAEVYT, también participa de la acción, ofreciendo descuentos en los paquetes turísticos en sus agencias asociadas.

NUEVOS JUGADORES

La aparición de nuevos jugadores como las low cost plantea otro gran desafío a la industria. “Desde mi opinión, que se agrande la oferta de conectividad para la gente es una buena noticia. Esto hará que sea más barato viajar y por ende que se vendan más hoteles, más vuelos, más excursiones, más cruceros, etc”, considera Martín Romano, miembro de FAEVTY.

“Respecto a la región y al mundo, como país venimos atrasados en cuanto a la oferta y el precio de la conectividad aérea. Por lo tanto la llegada de nuevas aerolíneas ampliará la oferta y generará mayor competencia, por ende mejor para el usuario final”, sentencia Romano.

HOTELES Y RESTAURANTES

Otro sector en alza es el gastronómico/hotelero. “Empezamos 2017 proyectando un moderado desarrollo de la actividad hotelera, gastronómica y turística y, a punto de comenzar el último trimestre del año, podemos decir que nuestras expectativas se están cumpliendo”, opina Graciela Fresno, presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

“Algunos datos alentadores nos indican que vamos por la buena senda. La llegada de turistas extranjeros por vía aérea se incrementó, y seguramente la devolución del IVA implementada en enero pasado hizo su aporte en este sentido. También hubo una mejora con respecto al año pasado en el acumulado de llegadas de turistas en general”, agrega Fresno quien, entre los desafíos menciona “la necesidad de una profunda reforma fiscal que corrija los impuestos regresivos, genere la reactivación de las PyMEs, y simplifique el esquema impositivo haciéndolo más equitativo y eficiente. Nuestro gran desafío como sector es mejorar la competitividad”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico