El viento complicó hasta los aviones

El viento siguió complicando, sobre todo en la mañana de ayer, el normal desenvolvimiento de la ciudad. En el aeropuerto se suspendió la partida del vuelo que se dirigía hacia Capital Federal.

Los vecinos de Bella Vista Norte, en tanto, denunciaron que se habían quedado sin el servicio eléctrico desde la medianoche.
Doce horas después aseguraban que todavía no se había acercado personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) para resolver el tema.
Oficialmente, el jefe de servicio de la entidad, José Olveira, aseguró que los reclamos particulares no habían sido más que 50.
También dijo que solamente habían tenido dos salidas del sistema de alimentación eléctrica: el primero se produjo cerca del mediodía de ayer y afectó principalmente a General Mosconi y sus alrededores.
El motivo fue la voladura de un techo de una construcción precaria y aparentemente no permitida del sector donde se encuentra el Club Tiro Federal en Kilómetro 3.
El restante fue más extenso -de poco más de cuatro horas- y afectó a los barrios Ceferino Namuncurá y la zona central.

EN LOS BARRIOS
En Defensa Civil, mientras tanto, indicaron que la asistencia realizada abarcó especialmente a las voladuras de techos en los barrios Kilómetro 11, Ciudadela, Abásolo e Isidro Quiroga.
En los sectores altos del Pietrobelli las ráfagas sirvieron para debilitar aún más una inestable palma de alumbrado público. La situación se controló no obstante luego de algunos trabajos de apuntalamiento.
«Todas las situaciones pudieron ser resueltas sin poner en riesgo la vida de los ocupantes por lo que no hubo que rescatar ninguna persona lesionada», comentó ayer Eduardo Pavlinic, titular de Defensa Civil.
La última intervención del organismo municipal se produjo en la madrugada de ayer donde se trabajó en colaboración al RI8 «que formó una cuadrilla y se pudo resolver todo rápido y sin problemas».
En la dependencia esperaban ayer que, tal como sostenía el pronóstico meteorológico, las condiciones irían mejorando con el correr de las horas.
La ráfaga más alta se había producido el domingo a las 14 con más de 110 kilómetro por hora. Ayer la velocidad se ubicaba en alrededor de los 90 kilómetros por hora.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico