Empleados de la Subsecretaría de Trabajo denuncian “persecución”

Momentos de gran tensión se vivieron ayer a la mañana en instalaciones de la Subsecretaría de Trabajo mientras el personal realizaba una asamblea en el marco de los reclamos que lleva adelante por una mejora salarial. El delegado de ATE, Juan Ovando, comentó que no pudieron concretar la asamblea en los términos previstos.

El delegado de los trabajadores del organismo, Juan Ovando, indicó que las diferencias comenzaron cuando se colocaron los carteles que indicaban que de 10 a 12 se realizaría una asamblea.
«La asamblea estaba convocada en tiempo y forma pero cuando colocaba los carteles bajó el delegado, Marcial Paz, y en forma agresiva me pidió que arranque los carteles», relató.
Según sus dichos, el propio Paz le habría indicado que no dejaría que coloque más carteles en las paredes del edificio.
Asimismo, lo habría amedrentado para que cesara en su actitud delante de personas que realizaban distintos trámites en esa delegación.

"PATOTEROS"
El trabajador contó ante este diario que luego del incidente «subió Paz, habló por teléfono y luego llegaron personas con camperas de Petroleros Privados que bajaron junto al delegado y arrancaron el resto de los carteles».
Mientras ello sucedía los trabajadores hacían la asamblea pese a que la gente comenzaba a ponerse muy nerviosa.
Ovando sostuvo que la «gente nueva que llegó se dispuso en distintos lugares de la delegación, dentro de la oficina de Paz, otros en la escalera, también en el hall y afuera».
«Nos intimidaban con miradas», contó el empleado quien temió por las mujeres que participan del reclamo, ya que estas rompieron en llanto a raíz de la tensa situación.
El delegado reiteró que los trabajadores reclaman un sueldo básico de 1.100 pesos y resaltó: «me llama la atención que vengan otros que ganan más que nosotros a presionar». Respecto del reclamo en sí, reiteró que sólo piden un aumento salarial. Por lo pronto van a continuar con las asambleas los días miércoles, jueves y viernes en tanto aseguraron que el diálogo con los responsables de Trabajo «es nulo», tanto en lo que respecta a Paz como a Jerónimo García, subsecretario de Trabajo de la provincia.
Caratuló lo vivido durante la asamblea como «un hecho de patoterismo; no me queda otra cosa para decir a quienes nos vinieron a amedrentar», dijo.

PAZ: "LOS PETROLEROS ESTABAN ALLI POR TRAMITES SINDICALES"
El delegado de la Subsecretaría de Trabajo, Marcial Paz, refutó los dichos del delegado de ATE, Juan Ovando, por cuanto manifestó que el trabajador «falta a la verdad».
El funcionario indicó que nunca le faltó el respeto al delegado y reconoció que su tarea es la de velar por la institución a la que representa.
Además, sostuvo que frente a los reclamos del sector que «deben tener un marco legal, yo debo velar por la institución a la que represento y en reiteradas oportunidades se lo llamó a la reflexion para que no utilice los medios de la institución».
Paz relató que ayer Ovando «en forma intespestiva utilizó la institución para su plan de lucha y le pedí que retire la cartelería», como el delegado no lo hizo fue Paz quien lo concretó.
Indicó que la retiró y la guardó para que le sea devuelta al trabajador: «a Ovando no le gustó esa actitud pero en ningún momento se lo intentó agredir», aseguró Paz.

ERAN PETROLEROS
Respecto de la presencia de representantes del sector petrolero, Paz dio una explicación a tal hecho. Desmintió los dichos del delegado y dijo que «el Sindicato Petrolero no tiene absolutamente nada que ver, es un gremio que como otros tantos concurre a plantear sus conflictos, vienen siempre miembros de comisión directiva y cuerpo de delegados, vienen a ver a distintos funcionarios, por inspección, conflictos, homologación y esta fue la presencia del sindicato como la de todos los días».
El funcionario provincial aclaró que la asamblea del personal no fue autorizada y pese a ello el personal continúa realizándolas.
También aseguró que más allá de la asamblea, la delgación  desarrolló sus actividades normales: «no hubo inconvenientes, se está haciendo una fábula, es lamentable», concluyó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico