Empresas ante el desafío de integrar jóvenes al mercado laboral

En la Argentina el desempleo juvenil ronda el 24% y triplica la media. Además hay un millón de chicos que no estudia ni trabaja. Las empresas desarrollarán programas que van desde pasantías hasta la creación de labores a medida.

El desempleo joven en Argentina es tres veces mayor que la media y alcanza niveles récord en América Latina. Según datos del INDEC en el segundo trimestre la cifra de desocupados alcanzó al 8,7% de la población, sin embargo en el rango juvenil asciende al 23,5%, revelan datos privados. En este contexto, hay un millón que chicos que no estudian ni trabajan y crece el segmento que tampoco tiene interés de buscar un empleo. Frente a este panorama conviene preguntarse sobre la responsabilidad de los privados en la generación de puestos de trabajo y cómo se tienden puentes para acercar a los jóvenes al mercado formal.

Las empresas son conscientes de esta realidad y muchas realizan acciones para atraerlos: algunas lo hacen como políticas de RSE mediante programas de pasantías o de jóvenes talentos, otras diseñan programas específicos para capacitarlos y contratarlos y en otras directamente su plantel está conformado en un 85% por chicos de 18 a 24 años. Biz consultó a organizaciones que apuestan por este segmento quienes explicaron los beneficios de contarlos y los desafíos a futuro.

DATOS DUROS

En la Argentina, según un estudio realizado por Adecco, hay más de 1 millón de jóvenes que no estudia ni trabaja que son los denominados NI-NI (ver recuadro) y de ese número más de 700 mil ni siquiera están intentando insertarse en el mercado laboral. Además casi el 70% asegura no encontrar trabajo por carecer de experiencia laboral.

“Los chicos no están preparados para la búsqueda laboral. Esto es una falla del sistema educativo porque los están preparando para competencias duras cuando lo que se requiere son las denominadas competencias blandas como el trabajo en equipo y comunicación empática”, advierte Pablo Liotti, gerente de marketing y comunicación de Adecco para Argentina y Uruguay.

Desde esta consultora de investigación en RR.HH. realizan pasantías en todos los países donde están presentes, porque cabe recordar que las altas tasas de desempleo juvenil son un fenómeno global. “Esa primera experiencia es fundamental, sobre todo para la desmitificación del trabajo”, completa.

El sector empresario también tiene necesidades insatisfechas. Según la misma encuesta hay unos 5.000 puestos en IT para cubrir por año y hay escasez de oficios de base. Liotti lo resume de la siguiente manera: “Por un lado hay empresas que buscan determinados perfiles y por otro una mano de obra que quiere salir al mercado laboral pero no tiene oportunidades”. Por ello, para el especialista es vital en estos casos una articulación público-privada.

ARTICULADORES

“Por lo general, son las empresas grandes las que tienen programas de inclusión laboral específicas para jóvenes y en el marco de esos programas a veces articulan con bolsas de empleo u ONG”, explica Ileana Frauman, coordinadora de Diversidad e Inclusión Laboral del Servicio de Empleo AMIA. Desde esta institución desarrollan programas que brindan herramientas para conseguir empleo. Además llevan adelante acuerdos con empresas para pasantías rentadas.

También hay ONG que se dedican a formar a jóvenes en situación de vulnerabilidad social para insertarse en el mercado laboral. Una de ellas es la fundación Forge que los capacita en habilidades blandas y en técnicas para llevar adelante una entrevista de trabajo. Además cuenta una red de empresas que contratan a estos jóvenes como políticas de RSE.

JOVENES TALENTOS

Las empresas multinacionales son quizás las que tienen más desarrollados programas de primer empleo. Unilever posee al menos cuatro alternativas. “Nuestra estrategia de reclutamiento es de semillero. Contratamos personas sin experiencia laboral o con muy poca para que ingresan en posiciones de base y se vayan desarrollando dentro de la compañía”, razona Agustina Gomez Sabaini, gerente de RR.HH. de Unilever Argentina.

“Futuros líderes”, antes conocido como el programa de jóvenes profesionales, lleva 30 años y apunta a desarrollar talentos con potencial para ocupar posiciones estratégicas. También lleva adelante un programa de pasantías por seis meses renovables por el mismo periodo y con posibilidad de contratación. Desde 2007 lanzaron un ciclo de prácticas de verano para hijos de empleados de 18 a 22 años con estudios en curso. “Buscamos brindar a los chicos la posibilidad de desarrollar una experiencia que les genere empleabilidad, contribuir con la orientación vocacional, ayudarlos a perder el temor al primer empleo”, explica Gomez Sabaini. Por último, forman parte SUMAR un programa destinado a la inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad que se articula con la una ONG y el Gobierno de la Ciudad. Desde el comienzo del programa en 2007 contrataron 116 jóvenes en el equipo de ventas.

Según Gomez Sabaini es importante la oportunidad de ingreso laboral pero también lo es la retención del talento. Por ello asegura que se invierte en la cultura interna a través de distintas iniciativas como el concepto que “agile working” que les permite “trabajar a cualquier hora y cualquier lugar siempre y cuando las necesidades de nuestro negocio sean cumplidas y respetando el equilibrio vida persona- laboral”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico