En 2015 el presupuesto del CONICET crecerá hasta los 5.200 millones de pesos

Roberto Salvarezza, presidente del organismo, afirmó que el ente autárquico bajo órbita ministerial, “está en sintonía con estas políticas nacionales que han puesto a la ciencia en el lugar que le corresponde y del que había sido sacada”.

 Un presupuesto creciente que en 2015 será de 5.200 millones de pesos consolidará un sistema científico federal en “un país que tiene desafíos tecnológicos, industriales, soberanos”, afirmó el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Roberto Salvarezza.

“En un país que tiene desafíos tecnológicos, industriales, soberanos, la ciencia tiene que estar, lo cual se ha materializado con un presupuesto creciente que será de 5.200 millones de pesos en 2015 para un sistema con 9.000 investigadores, 10.000 becarios, 2.600 técnicos y 1.200 administrativos”, afirmó Salvarezza.

Para el funcionario fue “un año de consolidación de la gestión”, con avances en los cuatro objetivos propuestos al sumir, en 2012: “Federalización, articulación, transferencia y divulgación, que están en el marco de las políticas del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Conicet”.

El doctor en bioquímica enfatizó que el Conicet, un ente autárquico bajo la órbita ministerial, “está en sintonía con estas políticas nacionales que han puesto a la ciencia en el lugar que le corresponde y del que había sido sacada”.

“En ningún país del mundo se niega que la ciencia y la tecnología son insumo para la economía, para producir trabajo, exportaciones, generar mejores condiciones de vida”, dijo.

Salvarezza consideró que “un país cuyo proyecto no sea la soberanía tecnológica, la industrialización en el área de radares, de telecomunicaciones, entonces puede hablar de no tener ciencia: caso típico de la década del ‘90”.”Esta es una institución que está creciendo por una decisión del Estado con este mensaje, de ahí que la trasferencia es un eje central”, como lo expresa un reciente convenio de integración de la investigación en el área biotecnológica y farmacéutica, firmado entre Argentina y Cuba.

El proceso de federalización quedó consolidado “con ocho nuevos Centros de Investigaciones y Transferencia (CIT), con casos en los que, partiendo de tres investigadores que teníamos en una universidad, se creó un centro que tiene 23, con 80 becarios”.

Los CIT contribuyen a “formar el círculo virtuoso que uno quiere en la universidad, con investigación y docencia”, y eleva la calidad de la enseñanza, además de redundar en la articulación entre el complejo sistema científico tecnológico y las 55 universidades nacionales.

El énfasis en la transferencia se expresó también en la apertura de una nueva “ventanilla” de llamado a becas en temas estratégicos, con una convocatoria para entrar a carrera y otra a becarios con los temas del Plan Científico Nacional.

Respecto al cuarto tema, el de la divulgación de la ciencia, Salvarezza consideró clave para este objetivo interpelar a “los chicos de las escuelas para que se interesen por la química, la física, la ingeniería: carreras de grado que necesita el país”.

La comunicación pública de la ciencia y la generación de vocaciones científicas está incorporada al programa VocAr, con la plataforma “País Ciencia” que cuenta con “cien investigadores que han participado en el experimento ‘Tecnópolis’”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario