En 72 horas hubo tres muertes en accidentes de tránsito

Cáceres, Castell y Graciela Yupán fueron las víctimas fatales que la ciudad lamenta en las últimas horas. En uno de los casos, se adelantó que el conductor que ocasionó el impacto y dio positivo en el control de alcoholemia, mientras en las otras dos colisiones no se descarta; aunque se mantiene un total hermetismo para no complicar la tarea de los investigadores.

El pasado viernes a las 2:10 Juan Ramón Cáceres (48) se desplazaba en una Ford EcoSport por avenida Yrigoyen, entre Estados Unidos y Juan B. Justo, cuando se incrustó contra el semirremolque de un camión Scania que transportaba chatarra y murió en el acto.

Horas más tarde sobre las 5 de la madrugada Francisco Llanquín Castell circulaba en un Renault 12 por la Ruta Nacional 3 cuando fue embestido por una Toyota Hilux que se desplazaba en la misma dirección.

En el operativo para intentar salvar la vida de Llanquín se procedió al control de alcoholemia al conductor de la Hilux y según informó el comisario Marcos Morales de la Seccional Quinta, el test arrojó 1,44 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo tolerado por ley es de 0,50.

Por este episodio el conductor de camioneta quedó a disposición del Ministerio Público Fiscal. 

Un dato que surgió en este marco que sirvió para entender el panorama que refleja la noche comodorense es que al momento en que se trabajaba en el lugar, personal de Tránsito detectó tres vehículos que realizaban maniobras peligrosas y cuyos conductores arrojaron alcoholemia positiva. Una mujer dio 1,49 gramos de alcohol por litro de sangre, otra mujer 1,0 y un hombre 0,98.

Mientras, la última vida que se cobró la negligencia fue ayer por la noche alrededor de las 22 horas, cuando cinco vehículos colisionaron en avenida Yrigoyen entre Portugal y Estados Unidos. Allí el vehículo en el cual se transportaba una pareja proveniente de Sarmiento fue impactado de atrás y como consecuencia murió en el acto Graciela Yupán. Su compañero, el conductor del rodado Roberto Daniel Aracena, aún pelea por su vida en terapia intensiva.

Por el accidente de ayer, el responsable de la guardia de tránsito Miguel Morón indicó que no se puede descartar alguno de los autos involucrados haya estado “corriendo picadas” y tampoco se atrevió a dar detalles de los resultados de los test de alcoholemia que se hicieron. “Hay una causa abierta en plena investigación”, señaló.

Los reiterados accidentes viales generaron una gran cantidad de comentarios a través de las redes sociales, en las que se piden refuerzos en los controles e implementación de nuevos sistemas. Además, se cuestiona la irresponsabilidad de los conductores.

En tanto, desde el municipio a los tradicionales controles este fin de semana se le sumó una nueva propuesta para designar a “un conductor responsable”. La campaña organizada en conjunto con un boliche de la ciudad, incluye obsequios para quienes pasen el test de alcoholemia al final de la velada. En el lanzamiento del programa alrededor de 20 jóvenes se sumaron a la propuesta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico