En Cañadón Seco el Día del Petróleo se conmemoró en el histórico Pozo O-12

En la localidad de Cañadón Seco la conmemoración del Día Nacional del Petróleo tuvo un significado muy especial porque fue en ese lugar donde el 26 de junio 1944 se descubrió el primer yacimiento en territorio santacruceño y su historial está ligado estrechamente a Comodoro Rivadavia donde el acontecimiento se produjo el13 de diciembre de 1907.

Caleta Olivia (agencia)

El acto de ayer se realizó al mediodía, a poco más de un kilómetro de la zona urbana, en el sitio donde estuvo emplazado el histórico Pozo de Observación 12 perforado por el Rotary 23 de YPF.

Allí se construyó una plazoleta que incluye un paredón curvo en el cual resalta una placa de mármol con los nombres del equipo de técnicos y operarios ypefianos que protagonizaron aquella epopeya.

También existen otros murales alegóricos y una gigantografía del primer presidente de la empresa estatal, el general Enrique Mosconi, y todo el entorno estuvo engalanado por banderas de ceremonias de establecimientos educativos y de otras instituciones de esa comunidad.

Se entonaron las estrofas del Himno Nacional, se rindió un minuto de silencio en memoria de todos los petroleros fallecidos y se escuchó una plegaria pronunciada por el diácono Mario Sosa.

Seguidamente el presidente de la comisión de fomento, Jorge Soloaga, acompañado por los jóvenes soberanos Luisina Romero e Ian Pozo Miranda, depositaron junto al mármol que recuerda a los pineros un farol “luz de vida”, elemento este que reemplaza a las tradicionales ofrendas florales.

CONTROVERSIAS

En un encendido discurso, el jefe comunal resaltó la importancia de la celebración del descubrimiento de un recurso formidable que constituyó el punto de partida del crecimiento y desarrollo de no pocos pueblos.

No obstante remarcó que por encima de ese recurso hay algo más grandioso “y por eso hoy reivindicamos a quienes posibilitaron su extracción, los trabajadores petroleros de nuestra patria”, ya que ellos fueron artífices de una gran transformación social, económica y cultural.

Al mismo tiempo reparó que el petróleo también tiene un costado oscuro porque genera luchas fraticidas entre poderosas corporaciones con objetivos de dominación y ello se refleja en una historia permanente de saqueos, sometimientos de pueblos y de conflictos internacionales en los que no están exentos los derramamientos de sangre.

Frente a ello, añadió, están los que buscan una transformación profunda de las sociedades, “con justicia, dignidad y el principio sagrado de poner un recurso en beneficio de la gente”.

Correlativamente consideró oportuno tener presente las disputas de poder que, entre poderosos, se están produciendo actualmente en el mundo, sobre todo por los intereses de dominar la ecuación económica.

En ese sentido dijo que un ejemplo claro de ello quedó evidenciado en la reciente reunión del G20 donde “se dirimió una disputa fenomenal en materia comercial y financiera entre China, Estados Unidos, Rusia Inglaterra y Alemania”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico