En cuatro allanamientos la policía recuperó dos motos robadas y diversos elementos

En los procedimientos que desarrolló la Brigada de Investigaciones se incautaron proyectiles, equipos electrónicos, teléfonos celulares, bicicletas, herramientas y las dos motos que habían sido denunciadas como robadas en jurisdicción de la Seccional Tercera

A partir de una investigación por diversos robos ocurridos entre el 26 y 29 de julio en el barrio Laprida y por robos registrados en distintas fechas en otras jurisdicciones de Comodoro Rivadavia, personal policial de la División de Investigaciones realizó cuatro allanamientos que fueron solicitados por el funcionario fiscal Cristian Olazabal y que fueron autorizados por el juez penal Jorge Odorisio.

Uno de los allanamientos se efectuó en Mburucuyá y 12 de Octubre, lugar en el que secuestraron municiones de diferentes calibres.

Otro de los procedimientos tuvo lugar en el barrio Bella Vista Norte. Fue en una precaria vivienda en la que secuestraron cartuchos a bala de diferentes calibres y un teléfono celular.

Mientras, en la Manzana 152 lote 1 de la Zona de Quintas, se secuestró un teléfono celular y el restante allanamiento se desarrolló en la calle Código 565 al 1488, lugar en el que se secuestró la mayor cantidad de elementos.

Se trata de una máquina de coser marca Singer, un soldadora marca Gamma con una máscara de soldar, dos bicicletas marca Raleigh, un reproductor de DVD marca Phillips, dos rifles aire comprimido, una motocicleta marca Corven modelo Triax denunciada como robada en la Seccional Tercera, una motocicleta marca Bajaj también denunciada como robada en jurisdicción de la Seccional Tercera, una cámara fotográfica, un equipo de audio tipo torre marca Sony, un equipo de audio marca Panasonic, un martillo neumático marca Dewalt, una amoladora marca Black y Decker, un GPS marca Garmin, una tablet marca Neso y varios otros elementos que fueron denunciados como sustraídos en diferentes jurisdicciones policiales como las seccionales Tercera, Quinta, Laprida y Primera.

En los domicilios allanados, según fuentes judiciales, habitan familias de apellidos Palomo, Guichapani, Vázquez y Villaroel. Sus ocupantes fueron notificados de la imputación de los delitos y continúan en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico