En el Concejo no hay acuerdo ni en el propio oficialismo

En la sesión de ayer del Concejo Deliberante, justicialistas y radicales debatieron respecto del incidente ocurrido el sábado en el marco del debate por los recursos petroleros. En este aspecto hubo disenso en el propio justicialismo.

Los concejales de ambas bancadas intentaron ayer frenar el conflicto con los empleados del organismo legislativo incorporando una modificación en el Reglamento Interno que crea el sector de «Mantenimiento de Edificios».
El asesor letrado del cuerpo, Jorge Echelini, solicitó por su parte más plazo para responder respecto del pedido de recategorización que elevó un grupo de empleados. El abogado defendió su postura asegurando que las solicitudes no habían ingresado por mesa de entradas, sino que habían sido presentadas a cada jefe de sector.
En definitiva, las partes resolvieron trasladar todo para el martes de la semana próxima cuando se realizará una reunión con el presidente del organismo, Ricardo Trovant.
El malestar del personal legislativo se generó a partir de la recategorización de tres integrantes del staff político.

ECOS
Aunque ambos bloques expresaron su solidaridad con el pueblo peruano por el sismo del miércoles por la noche, la hora de preferencias estuvo dedicada casi por completo a lo que sucedió el sábado al mediodía en el subsuelo de la Cámara de Comercio.
Justicialistas y radicales se cargaron mutuamente la responsabilidad de un debate que no fue sobre la política petrolera que aplican Chubut y Santa Cruz. El encuentro tenía como figuras centrales a Fernando «Pino» Solanas, al candidato a vicepresidente Gerardo Morales (es el compañero de fórmula de Roberto Lavagna) y al ex gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo. Pero el estallido de una bomba de estruendo hizo que todo se suspendiera.
La oposición, a través de las voces de María Laura Barros y Jorge Aubía, acusó al oficialismo de haber sido «intolerante» con quienes no están de acuerdo con los alcances del acuerdo de concesiones petroleras. En el bloque del PJ, en tanto, las visiones fueron divergentes.
«Voy a reconocer algo como peronista: más allá de la buena voluntad de las partes del oficialismo de estar para dar respuesta, creo que se equivocaron de escenario; ese era el lugar para aquellos que tienen distinta postura y con toda libertad y derecho lo podían explicar», opinó Judith Jozami.
Su par Héctor Cercós no fue tan amplio en su mirada de lo sucedido. «Nosotros fuimos, aunque estaban invitados el presidente de Petrominera (Néstor Di Pierro) y el secretario de Hidrocarburos (Sergio Bohe). Pero no estaban en la mesa.
Reconozco que estaba en la segunda fila y no vi quién tiró el petardo, pero los arbitrarios no fuimos nosotros. Ellos (por los radicales), cuando piensan diferente, los quieren expulsar», enfatizó.
Por otro lado, los concejales aprobaron ayer, siempre por unanimidad, despachos relacionados, sobre todo, con la adjudicación de tierras. Ayer también se aprobó la designación del nombre del extinto médico Aníbal Arcioni para un bulevar de la ciudad. La iniciativa -que contó con el apoyo general- había sido presentada en su momento por la fallecida concejal Carmen Farías.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico