En el Hospital Regional seguirán con guardias mínimas hasta que cobre el último trabajador

La asamblea de los trabajadores de la Salud determinó ayer que continuarán las guardias mínimas y el cierre de los Centros de Atención Primaria de Salud hasta que se abonen todos los haberes de julio. Los empleados públicos se movilizaron ayer por el Centro de Comodoro Rivadavia. Interrumpieron el tránsito por unos minutos en la ruta Nacional 3 y exigieron respuestas del gobernador Mariano Arcioni.

Con carteles, bombos y parlantes, los trabajadores de la Salud se movilizaron ayer por el Centro de Comodoro Rivadavia para exigir el pago de sus haberes de julio. La movilización tuvo lugar después que se realizara una asamblea para analizar las medidas con las cuales continuarían el reclamo.

El encuentro se desarrolló en el hall del Hospital Regional donde se ratificó el plan de lucha por lo que en el centro asistencial continuarán solo con guardias mínimas y los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) seguirán cerrados hasta que todos los trabajadores cobre sus salarios.

La medida también fue impulsada porque el Gobierno provincial avisó que descontará los días de paro a los empleados públicos que realicen medidas de fuerza en reclamo del pago de sus haberes.

En este marco, Gladys Díaz, dirigente de la CTA, sostuvo: “todavía no ha cobrado ninguno de los trabajadores y aunque se cobre el viernes o sábado, se continuará con las medidas hasta que cobre el ultimo compañero con todo lo que nos deben”.

En diálogo con El Patagónico, Díaz manifestó que se coordinarán acciones directas en conjunto con otros sindicatos estatales a través de la Mesa de Unidad Sindical.

Además, la dirigente gremial aseguró que los trabajadores estatales no tienen ningún tipo de información sobre fechas de pago. “No sabemos nada más allá de lo que dijo el gobernador (Mariano Arcioni) ayer (por el martes) que estaba preocupado porque hay cortes de ruta. Nosotros le queremos decir que estamos muchos más preocupados porque en esta provincia hoy por hoy no se está brindando el servicio de Salud, Educación y Justicia porque no han pagado los sueldos. La preocupación del gobernador debería ser cómo va a resolver esta situación. La verdad es que no nos gusta el corte de ruta porque nosotros estamos para otra cosa, pero evidentemente lo que le preocupó fue el corte”, cuestionó.

“Seguimos sin obra social ¿Dónde están nuestros aportes? Es como que vos pones plata en una caja y alguien te lo está sacando. ¿Qué diría uno? Es una gran pregunta”, criticó Díaz.

CRECE EL APOYO

La marcha de los trabajadores de la Salud comenzó en el Hospital Regional por la avenida Yrigoyen hasta Belgrano para continuar luego por San Martín y llegar al Ministerio Público Fiscal. Los empleados públicos se detuvieron unos metros sobre la ruta Nacional 3 para interrumpir el tránsito y hacer su reclamo más visible.

En todo momento estuvieron protegidos por inspectores del área municipal de Tránsito que desviaban la circulación de vehículos.

La movilización de ayer, como todas las demás marchas de los trabajadores estatales, estuvo marcada por el acompañamiento de la mayoría de los automovilistas, que lejos de quejarse acompañaron el reclamo de los empleados públicos con bocinas o aplausos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico