En estado de ebriedad, circuló en zigzag de Km 8 a Caleta Córdova

El conductor de una Chevrolet Montana circuló ayer a las 9:10 por ruta Provincial 1, desde Kilómetro 8 hacia Caleta Córdova, realizando peligrosas maniobras en zigzag bajo la influencia del alcohol. Un patrullero se puso a la par de la camioneta pero no frenó. Luego de embestir al móvil policial se resistió a la detención.

Tras el accidente ocurrido durante la mañana del sábado sobre la ruta Provincial 1, en la rotonda camino a Kilómetro 8 donde una embarazada perdió al bebé que llevaba en su vientre, la policía fue alterada ayer de que una camioneta viajaba en zigzag desde Kilómetro 8 en dirección a Caleta Córdova.

Eran las 9 de ayer y un patrullero de la Seccional de Kilómetro 8 se le puso a la par a la Chevrolet Montana que realizaba maniobras peligrosas y uno de los policías a bordo efectuó algunas señas de persuasión para que su conductor frenara y se identificara.

Según informó el segundo jefe de la comisaría de Kilómetro 8, Omar Delgado, los policías del móvil 670 al observar que la Montana ya tenía algunos choques en la parte frontal presumieron que podían estar frente a un conductor peligroso para terceros en la ruta.

Según la policía, en un momento dado el conductor perdió la dirección de la Chevrolet y se despistó cerca del ingreso a la zona del Faro San Jorge, sufriendo daños en una de las ruedas delanteras.

Un efectivo al ver al conductor detenido en la banquina le pidió que bajara, pero hizo caso omiso y dijo que se iba a ir a su casa. El chofer rebelde, de acuerdo a la policía, le dio arranque al vehículo y siguió en dirección a Caleta Córdova. La policía estima que viajaba a más de 100 kilómetros por hora por la velocidad de la persecución.

El individuo llegó hasta Punta Novales, en el barrio portuario y realizó una maniobra evasiva frente al patrullero y terminó chocándolo, relató la policía. Sin embargo, siguió circulando por la ruta en dirección a la calle Rocas Coloradas, hasta el final del barrio costero. Allí hizo una maniobra en U y el vehículo se le frenó en medio de la calle.

En ese lugar la policía demoró al conductor, pero según Delgado los efectivos se vieron entorpecidos en su labor por la resistencia de familiares del individuo.

El hombre opuso también férrea resistencia con golpes de puño y patadas. Se lo detuvo por el delito de daño, resistencia, atentado y desobediencia a la autoridad y quedó a disposición de la Justicia.

El individuo identificado con las iniciales P.C., fue sometido a un control de alcoholemia en el que según la policía arrojó 1,58 gramos de alcohol por litro de sangre, por lo que se le iniciaron actuaciones contravencionales y se le secuestró la Chevrolet Montana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico