En febrero se realizará un taller de estatuas y otro de danza butoh

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura del municipio, se trata de capacitaciones gratuitas. Las inscripciones están abiertas en el lugar, de lunes a viernes de 9 a 15.

Con el objetivo de brindar los elementos necesarios para la formación y producción en el arte del estuatismo y fomentar la integración grupal, tanto en lo artístico como en lo laboral, durante febrero se realizará un taller libre y gratuito. Estará a cargo de la profesora Patricia Soto Giménez y se realizará en el Auditorio del Centro Cultural, de 18 a 21, el lunes 2, miércoles 4, viernes 6, lunes 9 y miércoles 11.

Las inscripciones se encuentran abiertas en el Centro Cultural, de lunes a viernes, de 9 a 15. Los participantes tendrán la oportunidad de mostrar su trabajo final en el marco de los festejos previstos por el aniversario de Comodoro Rivadavia.

“Las estatuas vivientes nos llaman de una manera especial desplegando un mundo de magia, misterio y encanto. El contacto con ellas va de la mirada al corazón, movilizando los secretos que allí anidan. Proponen un momento, otro juego, a soñar entonces… grandes, chicos, jóvenes de todas las edades, a imaginar y dejarnos llevar”, destacó la profesora invitando a todos los interesados.

DANZA BUTOH

Soto Giménez también llevará adelante un laboratorio de expresión que está inspirado en el movimiento del “arte para el desarrollo humano, explorando entonces la expresión de uno mismo y así desde este lugar llegaremos a la Danza Butoh”.

Explica que esa danza de origen japonés “no es una composición lineal, sino una exploración en la profundidad del cuerpo, no el deseo de pronunciar un discurso, sino de buscar un significado, descubrir un sentido”, señala citando a Tatsumi Hijikata , uno de los creadores de la Danza Butoh.

Las inscripciones para ese curso también están abiertas en el Centro Cultural, de lunes a viernes, de 9 a 15, aunque con cupos limitados.

Se trata de una danza contemporánea de origen japonés que nace a mediados de los años 50 y toma fuerza en los 60. Tatsumi Hijikata (1928-1986) y Kazuo Ohno (1906-2010) fueron sus creadores.

Propone otra forma de abordar el cuerpo, explorando lo humano en toda su dimensión, explorando la vida en todas sus formas.

El movimiento del Butoka (bailarín) nace de un “estado de vacío”, pues deja de ser lo que es, para cambiar intensa y profundamente de existencia.

Kazuo Ohno dijo: “…dejar al alma respirar en la carne. Ser libre no significa hacer lo que queramos, quiere decir liberarnos del pensamiento y el deseo…”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario